Las Máscaras del Ego – Parte 2

Antes de comenzar, si aún no leíste la primera parte de este artículo, puedes hacerlo aquí: «Las Máscaras del Ego Parte 1»

El Ego Funcional

El ego tiene una importante función: servir como protección psíquica en las primeras etapas de la vida. Sin esa protección, puede resultar demasiado el caos y la agresión natural de los otros seres con los que se convive.

Debe ser evaluado, esencialmente, como una herramienta de la infancia y la adolescencia. La madurez exige desprenderse de él. En la psicología analítica, Carl Jung da una respuesta a la separación del ego.

La individuación como propósito para alcanzar una psique madura, que logra identificar de manera consciente lo que proviene del inconsciente. Integrando así las sombras o aspectos negativos de la psique.

Se disuelve la separación al aceptar las situaciones negativas que ha ido almacenando en su experiencia de vida. El ego es resistencia (obstáculo) al cambio, por los patrones de conducta arraigados en la mente.

Las Máscaras del Ego, Parte 2

«Lo que se resiste persiste.»
Carl Jung

La Aceptación del Ser

Se arraiga y se atrae. El mecanismo de individuación se manifiesta al aceptar las situaciones tal cual son, ya que la comprensión indica que todo proviene de la información interna.

La responsabilidad por lo que se siente, libera al cerebro de la presión existente ante los demás seres con quien, inevitablemente, se comparte.
Este nuevo patrón mental proporciona libertad de expresión en ideas creativas. La atención y la concentración se establecen hacia el desarrollo propio.

Respetando las decisiones y comportamientos ajenos. Respetando el aprendizaje que se decidió en este plano. Es el ego el obstáculo para esta solución. La individuación, en los términos de Jung, nos acerca al Ser, al propósito de existir.

El Ser para ser aceptado socialmente oculta los rasgos negativos de la personalidad. Se victimiza. Es de allí que parte su división. Al negarse a sí mismo un todo.

La fragmentación de la psiquis es inevitable. Negarse a sí mismo es negar la realidad. Superarse es aceptarse. Esto produce que no se reconozcan las emociones y que no se sea de manera integral la totalidad de lo que es uno.

Admitir ser uno mismo es aceptar el pensamiento, en el fondo de la mente, que muestra lo que se reconoce.

Próximamente “Las Máscaras del Ego – Parte 3”

Autora: Nordyl Núñez Alvarez
Libros: “Consciente-mente” “El todo es Amor”“Recopilaciones para una Mente Constructiva”“Programación Consciente para Ser Libre de la Mente”

Sigue leyendo…

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies