"¡Siempre tengo Más Dinero del que necesito!"

Tratamiento Metafísico para la Prosperidad – Día 23

Introducción: Decretos y Afirmaciones Positivas

Transcríbelo en un cuaderno propio a primera hora del día.

Yo (mi nombre y apellido) abro mi mente a la Prosperidad. Mi prosperidad depende únicamente del Universo en mí.

Yo (mi nombre y apellido) no dependo de ninguna persona, ni de ningún evento fuera de mí para mi Prosperidad.

Todas las personas están en mi vida para hacerme prosperar y Yo (mi nombre y apellido) las bendigo.

Pero yo (mi nombre y apellido) reconozco que ninguna de ellas es mi fuente de Prosperidad. Mi única Fuente de Prosperidad es el Universo en mí.

La abundancia del Universo en mí se mueve, fluye a través de mí Aquí y Ahora haciéndome prosperar interna y externamente.

Yo (mi nombre y apellido) soy el Hijo rico y afortunado de un Rico Universo y me permito a mí mismo prosperar entregando, al Universo en mí, mi miedo a ser una persona exitosa y con mucho dinero.

Yo (mi nombre y apellido) quiero sanar mi mente de todo pensamiento de limitación o escasez.

Yo (mi nombre y apellido) sano mi mente y en la mente de otros el pensamiento de que mis bienes pueden ser retenidos por alguna persona, circunstancia o evento.

Nada ni nadie puede quitarme o retener aquello que el Universo tiene para mí.

Yo (mi nombre y apellido) soy definitivo y preciso con el Universo sobre mi Prosperidad para que el Universo sea definitivo y preciso en manifestarla para mí.

Mi vida es próspera en todas sus áreas. Un vasto mejoramiento de todos mis asuntos me llega, Aquí y Ahora.

Lectura del Día

El Ser Humano que avanza, Parte II

Haz todo el trabajo que puedas hacer cada día, y haz cada trabajo de una manera perfecta; pon el poder del éxito, y el objetivo de enriquecerte o prosperar económicamente, en cada cosa que hagas.

Pero no hagas esto simplemente con la idea de ganar el favor de tu patrón, con la esperanza de que él, o los que están encima tuyo, vean tu buen trabajo y te hagan avanzar; es poco probable que ellos lo hagan.

El Ser Humano que es simplemente un buen trabajador, ocupa su lugar con lo mejor de su capacidad, y está satisfecho, es de mucho valor para su patrón; y no está dentro del interés del patrón promoverlo; porque para el patrón él es más valioso donde está.

Para asegurar el avance, es necesario algo más que ser demasiado grande para tu lugar. El Ser Humano que está seguro de avanzar es el que es demasiado grande para su lugar, tiene un concepto claro de lo que él quiere ser; el que sabe que él puede ser lo que él quiera ser y que está determinado a ser lo que él quiere ser.

No intentes más ocupar su lugar presente con la idea de que complace a tu patrón; hazlo con la idea de que avanza tú mismo.

Sostén la fe y el objetivo del crecimiento durante las horas de trabajo, después de las horas de trabajo, y antes de las horas de trabajo.

Mantenlas de tal manera que cada persona con quien te contactes, ya sea el capataz, el trabajador colega, o cualquier conocido, sienta el poder de tu objetivo irradiar desde ti; para que cada uno reciba el sentido del avance y el incremento desde ti.

Los Seres Humanos se sentirán atraídos y, si no hay ninguna posibilidad para el avance en tu trabajo presente, verás que llegarás muy pronto la oportunidad de tomar otro trabajo.

Hay un PODER que nunca falla para presentar la oportunidad al HOMBRE QUE AVANZA y que se mueve con obediencia hacia la ley.

El Universo no puede menos que ayudarte, si actúas de un CIERTO MODO; Él debe hacer eso para ayudarse a Sí mismo.

No hay nada en tus circunstancias o en la situación industrial que pueda desalentarte. Si no puedes enriquecerte o prosperar económicamente trabajando con quien te tiene una confianza de acero, puedes enriquecerte o prosperar económicamente en una granja de diez acres.

Y si comienzas a moverte de un CIERTO MODO, seguramente te escaparás de “los engranajes” de la confianza de acero y harás progresos en la granja o en cualquier parte donde quieras estar.

Si miles de sus empleados fueran por ese CIERTO CAMINO, los empleadores que dan una confianza de acero pronto estarían en una situación grave; deberían darle más oportunidades a sus hombres de trabajo, o irse del negocio.

Nadie tiene que trabajar sólo por la confianza; las confianzas pueden mantener a los Seres Humanos en condiciones supuestamente desesperadas sólo mientras hay las personas que son demasiado ignorantes para estar enteradas de la ciencia de hacerse rico o prosperar económicamente, o demasiado perezosos intelectualmente como para practicarla.

Emprende este modo de pensar e interpretar, y tanto tu FE como el OBJETIVO te harán ver muy rápido alguna oportunidad para mejor tu condición.

Tales ocasiones vendrán velozmente, porque el UNIVERSO, que trabaja en TODO, y trabaja para ti, las pondrá delante tuyo.

No esperes la oportunidad de ser todo lo que quieres ser; cuando una oportunidad de ser más de lo que eres ahora se te presente y te sientas empujado a ella, tómala.

Eso será el primer paso hacia una oportunidad más grande aún. No existe algo como la carencia de ocasiones para el Ser Humano que vive su vida avanzando.

Eso es inherente a la constitución del cosmos: todas las cosas serán para él y trabajarán juntas para su bien; y él seguramente se enriquecerá si interpreta y piensa de un CIERTO MODO.

Así que deja que los hombres y a las mujeres que ganan un salario, estudien este tratamiento con mucho cuidado, y entren con confianza en el curso de acción que el mismo prescribe; esto no fallará.

"¡Siempre tengo Más Dinero del que necesito!"
«¡Siempre tengo Más Dinero del que necesito!»

Ejercicio

El Imán del Dinero

 “Sólo con la gratitud la vida se enriquece.”

DIETRICH BONHOEFFER (1906–1945)
PASTOR LUTERANO

La gratitud es riqueza y quejarse es pobreza; es la regla de oro de tu vida, tanto si se trata de tu salud, como de tu trabajo, relaciones o dinero.

Cuanto más agradecimiento sientas por el dinero que tienes, aunque no sea mucho, más riqueza recibirás. Y cuanto más te quejes por el dinero, más pobre serás.

El ejercicio mágico de hoy convierte una de las principales razones por las que la gente se queja del dinero en un acto de gratitud, por lo tanto tiene doble poder para cambiar las circunstancias de tu dinero; sustituirás una queja, que te empobrece, por gratitud, que te aportará riquezas mágicamente.

La mayoría de las personas no son conscientes de que se quejan del dinero, pero si les falta dinero en su vida, se están quejando sin darse cuenta.

Las quejas tienen lugar tanto a través de los pensamientos como de las palabras, y la mayoría de las personas no son conscientes de la cantidad de pensamientos que hay en su cabeza.

Cualquier pensamiento o palabra negativos, de queja, celos o preocupación acerca del dinero, está literalmente creando pobreza. Y por supuesto, las mayores quejas vienen cuando hemos de pagar dinero.

Si no tienes suficiente dinero, pagar tus facturas puede ser una de las cosas más difíciles. Puede parecer que hay más facturas que dinero para pagarlas.

Pero si te quejas de tus facturas, lo que en realidad estás haciendo es quejarte acerca del dinero, y quejarte te mantiene en la pobreza.

Si no tienes suficiente dinero, lo último que harías normalmente es dar las gracias por tus facturas, pero de hecho, eso es justamente lo que has de hacer para recibir más dinero en tu vida.

Para que haya riqueza en tu vida, has de dar las gracias por todo lo que tenga que ver con el dinero, y si te duele pagar tus facturas no eres agradecido.

Has de hacer justo lo contrario, que es estar agradecido por los bienes y servicios que has recibido de esas personas que te han enviado la factura.

Es algo muy sencillo, pero que tendrá una gran repercusión sobre tu dinero en tu vida. ¡Literalmente, te convertirás en un imán para el dinero!

Para dar gracias por una factura, piensa en cuánto te has beneficiado del servicio o bienes que la justifican.

Si es el pago de un alquiler o de una hipoteca, da gracias por tener un hogar, y por estar viviendo en él.

¿Y si la única forma de vivir en una casa fuera ahorrar dinero y pagarla en efectivo? ¿Y si no hubiera empresas de crédito o casas de alquiler?

La mayoría viviríamos en la calle, así que da gracias por las empresas de crédito o a tu arrendador, porque han facilitado que vivas en una casa o en un piso.

Si pagas la factura del gas o de la luz, piensa en la calefacción o refrigeración que recibes, en las duchas de agua caliente y en todos los electrodomésticos que has podido utilizar gracias a ese servicio.

Si estás pagando la factura del teléfono o de Internet, imagina lo difícil que sería la vida si tuvieras que realizar grandes desplazamientos para poder hablar individualmente con cada una de las personas con las que te comunicas.

Piensa en cuántas veces has podido llamar a tus familiares y amigos, enviar y recibir correos electrónicos, o acceder a información al instante a través de Internet gracias a tu servidor.

Todos estos grandes servicios están al alcance de tu mano, da gracias por ellos, y da gracias de que las compañías confíen en ti proporcionándote el servicio antes de que les hayas pagado.

Escribe las palabras mágicas, «Gracias – Pagado», en cada factura que pagues, y nunca dejes ninguna pendiente.

Si no tienes dinero para pagar una factura, puedes usar el poder mágico de la gratitud escribiendo en la factura, «Gracias por el dinero». Y, cuando tengas el dinero para pagarla, añade, «Gracias – Pagado».

Hoy vas a hacer eso mismo. Toma cualquier factura que todavía no hayas pagado, y utiliza el poder mágico de la gratitud escribiendo encima de la misma, «Gracias por el dinero», y siente la gratitud por tener el dinero para pagar la factura, tanto si lo tienes como si no.

Si recibes y pagas la mayoría de tus facturas por Internet, cuando recibas una factura electrónica reenvíatela y en «asunto» escribe en mayúscula y negrita, GRACIAS POR EL DINERO.

Luego, busca diez facturas que ya hayas pagado y escribe delante de cada una de ellas las palabras mágicas, “Gracias – Pagado”.

Cuando escribas en cada factura pagada, siente gratitud con la máxima intensidad posible por haber tenido el dinero para pagar la factura. Cuanta más gratitud sientas por las facturas que has pagado, ¡más dinero atraerás mágicamente hacia ti!

A partir de hoy, puedes practicar esto regularmente cada vez que pagues algo, piensa un momento en el servicio que has recibido que se indica en la factura, y escribe encima las palabras mágicas, “Gracias – Pagado”.

Y si no tienes el dinero para pagar una factura, utiliza el poder mágico de la gratitud y escribe, «Gracias por el dinero», ¡y siéntete como si estuvieras dando las gracias porque tienes el dinero para pagar la factura!

Sentir gratitud por el dinero que has pagado te garantiza que recibirás más. La gratitud es como un hilo de oro magnético imantado a tu dinero, así que cuando pagas algo, ese dinero siempre regresa a ti, a veces en igual medida, a veces multiplicado por diez, a veces multiplicado por cien.

La abundancia que recibes no depende tanto de cuánto dinero das, sino de cuánta gratitud das. Podrías sentir tanta gratitud cuando pagas una factura de cincuenta euros (o la moneda que sea) que podrías recibir cientos de euros.

Repaso
  1. Toma una factura pendiente, utiliza el poder mágico de la gratitud y escribe encima de la misma: Gracias por el dinero. Siente agradecimiento por tener dinero para pagar la factura, tanto si lo tienes como si no.
  2. Luego toma diez facturas que ya hayas pagado y escribe en cada una de ellas las palabras mágicas: «Gracias – Pagado». ¡Siente verdadero agradecimiento por haber tenido dinero para pagarlas!

Cierre: “Creando Abundancia”, Reto de Meditación de 21 Días por Deepak Chopra – Día 2

Dedica poco menos de 30’ de tu día a esta Meditación para la Abundancia. Puedes repetirla a la noche, antes de irte a dormir, y a la mañana, luego de despertarte.

Bibliografía

Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.