Ejercicio de Relajación para Combatir el Estrés

Este es un ejercicio ideal para aquellos momentos en los que hemos sufrido mucho estrés o presión como, por ejemplo, tras un duro día de trabajo, un examen importante, etc.

Está indicado para que te tranquilices una vez que llegues a casa y no permitas que la mente siga analizando y dándole vueltas una y otra vez al asunto.

El ejercicio consta de dos partes.

Lo harás tumbado y con los ojos cerrados de la siguiente manera:

Primera Parte

  • Respira lo más profundamente que puedas, tres veces. Después lleva tu atención a tu pies. Tómate tu tiempo para sentirlos y después imagina y siente cómo pesan y se relajan; pesan y se relajan.
  • Sigue subiendo, llevando tu atención a través de la tibia, peroné y rodillas.
  • Tómate tu tiempo para sentirlos y después imagina y siente como pesan y se relajan; pesan y se relajan.
  • Sigue subiendo, llevando tu atención a través de los muslos, pantorrillas, genitales, glúteos y cintura.
  • Tómate tu tiempo para sentirlos y después imagina y siente como pesan y se relajan; pesan y se relajan.
  • Sigue subiendo, llevando tu atención ahora a través del abdomen, pecho, espalda, hombros, brazos y manos.
  • Tómate tu tiempo para sentirlos y después imagina y siente como pesan y se relajan; pesan y se relajan.
  • Sigue subiendo llevando tu atención a través de tu cuello, músculos de la cara, cuero cabelludo, y finalmente mente.
  • Tómate tu tiempo para sentirlos y después imagina y siente como pesan y se relajan; pesan y se relajan.
  • Vuelve a respirar profundamente, tres veces, y siente como eres un todo que pesa y se relaja; pesa y se relaja.

Segunda Parte

  • ejercicio-de-relajacion-para-combatir-el-estresA continuación imagina una luz muy dorada y brillante que comienza a introducirse en tu mente.
  • Esa luz es totalmente revitalizante, de manera que siente como te despeja la mente y calma todas las ansiedades.
  • Visualiza como esa luz va bajando por tu cabeza, a través de tu cuello, hombros, espalda, brazos y manos, pecho, abdomen, cintura, glúteos y genitales, pantorrillas y muslos, rodillas, tibia y peroné, tobillos y finalmente pies.
  • Tómate todo el tiempo que necesites para que esa luz inunde todas esas partes de tu cuerpo y las revitalice, despeje y equilibre.
  • Cuando hayas llegado a los pies, imagina y siente cómo la luz hace que estés todo dorado, sale a chorros por las plantas de los mismos, y comienza a moverlos poco a poco. Ve moviendo todo el cuerpo lentamente hasta ir desperezándote del ejercicio y finalmente abre los ojos.
  • Después levántate y estírate, especialmente la espalda.
  • Practícalo siempre que lo desees y pronto comenzarás a ver los resultados.

Puede que te interese seguir leyendo 7 Técnicas de Relajación.

Realiza este ejercicio y luego vuelve a dejarnos un comentario con tu experiencia 🙂

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies