"¡Todo lo bueno viene a mi! ¡Acepto la Abundancia Aquí y Ahora!"

Tratamiento Metafísico para la Prosperidad – Día 21

Introducción: Decretos y Afirmaciones Positivas

Transcríbelo en un cuaderno propio a primera hora del día.

Yo (mi nombre y apellido) abro mi mente a la Prosperidad. Mi prosperidad depende únicamente del Universo en mí.
Yo (mi nombre y apellido) no dependo de ninguna persona, ni de ningún evento fuera de mí para mi Prosperidad.
Todas las personas están en mi vida para hacerme prosperar y Yo (mi nombre y apellido) las bendigo.
Pero yo (mi nombre y apellido) reconozco que ninguna de ellas es mi fuente de Prosperidad. Mi única Fuente de Prosperidad es el Universo en mí.
La Abundancia del Universo en mí se mueve, fluye a través de mí Aquí y Ahora haciéndome prosperar interna y externamente.
Yo (mi nombre y apellido) soy el Hijo rico y afortunado de un Rico Universo y me permito a mí mismo prosperar entregando, al Universo en mí, mi miedo a ser una persona exitosa y con mucho dinero.
Yo (mi nombre y apellido) quiero sanar mi mente de todo pensamiento de limitación o escasez.
La Energía del Amor Universal en mí aleja de mí todas las personas, eventos, cosas y situaciones que no me ayudan a prosperar.
Yo (mi nombre y apellido) soy definitivo y preciso con el Universo sobre mi Prosperidad para que el Universo sea definitivo y preciso en manifestarla para mí.
Yo (mi nombre y apellido) soy totalmente feliz en todas las áreas de mi vida, Aquí y Ahora.

Lectura del Día

La impresión de crecer, Parte II

Tu negocio crecerá rápidamente, y serás sorprendido ante los inesperados beneficios que te llegarán. Serás capaz, día a día, de lograr alianzas más grandes, asegurar ventajas más importantes, y avanzar hacia una vocación más agradable si así lo deseas.

Pero, mientras haces todo esto, nunca debes perder de vista la IMAGEN de lo que quieres, tu FE y el OBJETIVO de conseguir lo que quieres.

Déjanos proporcionarte aquí otra palabra de precaución con respecto a ciertos motivos. Ten cuidado con la insidiosa tentación de buscar el poder sobre otros Seres Humanos.

Nada es tan agradable a las mentes parcialmente desarrolladas y con mala formación, como el ejercicio del poder o el dominio sobre los demás.

El deseo de gobernar para obtener una satisfacción egoísta ha sido la maldición del mundo. Durante incontables años, los reyes y los señores han empapado la tierra con sangre en batallas que buscaban ampliar sus dominios; y no para buscar más vida para todos, sino para conseguir más poder para ellos.

Hoy, el motivo principal en el mundo industrial y el de los negocios es el mismo; los Seres Humanos ordenan sus ejércitos de dólares, desperdician las vidas y los corazones de millones y se pelean con la misma loca perturbación, por el poder sobre los otros.

Los reyes comerciales, como los reyes políticos, están inspirados por la lujuria del poder. Escapa a la tentación de buscar la autoridad, para hacerse “un amo”, para ser considerado como alguien que está por encima del vulgo, e impresionar a otros con una demostración de abundancia, etcétera.

La mente que busca el dominio sobre los otros es una mente competitiva; y la mente competitiva no es la creativa.

Para dominar tu ambiente y tu destino, no es necesario que gobiernes sobre tu prójimo y, de verdad, cuando entras en la lucha del mundo por los sitios más elevados, comienzas a ser conquistado por el destino y el ambiente, y tu idea de hacerte rico o prosperar económicamente se hace un asunto de posibilidad y de especulación.

¡¡Ten cuidado de la mente competitiva!! No puede ser formulada ninguna mejor declaración del principio de acción creativa, que la manifestación favorita de la antigua “Regla de oro” Jones de Toledo: Lo que quiero para mí, lo quiero para cada uno.

"¡Todo lo bueno viene a mi! ¡Acepto la Abundancia Aquí y Ahora!"
«¡Todo lo bueno viene a mi! ¡Acepto la Abundancia Aquí y Ahora!»

Ejercicio

A mitad de camino

Hoy llegamos a la mitad de nuestro Tratamiento para la Prosperidad. Es un buen momento para detenernos a reflexionar sobre todo lo atravesado y aprendido en estos 21 días.

El ejercicio número 21 consiste en escribir en tu diario cómo te sentiste con el proceso, qué significó esta vivencia para ti, qué creencias limitantes atravesaste, cuáles nuevas creencias incorporaste, qué aprendiste de nuevo, qué nuevas oportunidades se te habilitaron, qué hiciste de diferente, qué resultados obtuviste, y todo lo que desees expresar y agradecer.

Una vez más, ¡corazón y manos a la obra!

Cierre: Tratamiento de Sanación Interior para la Prosperidad

Lee en voz alta, entre 1 a 3 veces por día.

¡Yo (mi nombre y apellido) estoy abiert@ y soy receptiv@ a ideas nuevas maravillosas!
¡Permito que la Prosperidad entre en mi vida en un nivel en el cual nunca entró!
¡Merezco lo mejor y estoy dispuest@ a aceptarlo!
¡Mis ingresos aumentan constantemente!
¡Dejo la pobreza de pensamientos para entrar en la Prosperidad de Pensamientos!
¡Me amo a mi mism@, y me regocijo en quien soy, porque sé que la vida está aquí para mí y me proporciona todo lo que necesito!
¡Me muevo de éxito en éxito, de alegría en alegría y de abundancia en abundancia!
¡Tengo el poder de quien me creó, y expreso para mi mism@ la grandeza que soy!
¡Soy una expresión de la vida, divina y magnifica y estoy abiert@ y receptiv@ a todo lo bueno!
¡Así Es! ¡Gracias, gracias, gracias Amado Universo!

Bibliografía

Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.