Afirma: "A partir de este momento, todo lo que veré es expansión, crecimiento, multiplicación, abundancia y flujo ilimitado en mis bendiciones, creatividad, energía y vida. Este es el punto de inflexión para mí. Este es mi momento para comenzar a recibir de tal manera que todo parezca milagroso."

Tratamiento Metafísico para la Prosperidad – Día 19

Introducción: Decretos y Afirmaciones Positivas

Transcríbelo en un cuaderno propio a primera hora del día.

Yo (mi nombre y apellido) abro mi mente a la Prosperidad. Mi prosperidad depende únicamente del Universo en mí.
Yo (mi nombre y apellido) no dependo de ninguna persona, ni de ningún evento fuera de mí para mi Prosperidad.
Todas las personas están en mi vida para hacerme prosperar y Yo (mi nombre y apellido) las bendigo.
Pero yo (mi nombre y apellido) reconozco que ninguna de ellas es mi fuente de Prosperidad. Mi única Fuente de Prosperidad es el Universo en mí.
La Abundancia del Universo en mí se mueve, fluye a través de mí Aquí y Ahora haciéndome prosperar interna y externamente.
Yo (mi nombre y apellido) soy el Hijo rico y afortunado de un Rico Universo y me permito a mí mismo prosperar entregando, al Universo en mí, mi miedo a ser una persona exitosa y con mucho dinero.
Yo (mi nombre y apellido) quiero sanar mi mente de todo pensamiento de limitación o escasez.
El Universo en mí sana y restaura en mi vida todos los años de angustias, sufrimientos y enfermedades y construye para mí una vida nueva, próspera y en total felicidad.
Yo (mi nombre y apellido) soy definitivo y preciso con el Universo sobre mi Prosperidad para que el Universo sea definitivo y preciso en manifestarla para mí.
Yo (mi nombre y apellido) levanto mi corazón en apreciación y agradecimiento por el aumento rápido y sustancial de mis ingresos, Aquí y Ahora.

Lectura del Día

Entrando en el Negocio Correcto

El ÉXITO, en cualquier negocio, depende en primer lugar de que tú poseas un bien desarrollado estado de las facultades requeridas para ese negocio.

Sin una buena facultad musical nadie puede tener éxito como profesor de música; sin unas bien desarrolladas facultades mecánicas nadie puede alcanzar el éxito en ninguna de las profesiones que se dediquen a la mecánica; sin tacto y facultades comerciales, nadie puede tener éxito en búsquedas mercantiles.

Pero, el sólo hecho de poseer las facultades requeridas en un buen estado de desarrollo en tu aptitud particular, no te aseguran que puedas enriquecerte o prosperar económicamente.

Hay músicos que tienen un talento notable, y que aún permanecen pobres; hay herreros, carpinteros, etcétera que tienen excelentes capacidades mecánicas, pero que no se enriquecen; y hay comerciantes con buenas facultades para tratar con los Seres Humanos que, sin embargo, fallan.

Las diferentes facultades son instrumentos; es esencial tener buenos instrumentos, pero también es esencial que los instrumentos sean usados del MODO CORRECTO.

Un Ser Humano puede tomar una buena ilustración, un buen plano, etcétera, y construir un hermoso mueble; otro hombre puede tomar los mismos instrumentos y ponerse a trabajar para hacer ese mismo artículo, pero su producción será una chapucería. Él no sabe cómo usar los buenos instrumentos de un MODO CORRECTO.

Las variadas facultades de tu mente son los instrumentos con los que debes realizar el trabajo que te hará rico; será más fácil para ti tener éxito si entras en un negocio para el que estás bien equipado con instrumentos mentales.

Por lo general, harás las cosas mejor en ese negocio en el que usarás tus mejores facultades; porque es para el cual estás hecho a medida.

Pero hay limitaciones también para esta declaración. Ningún Ser Humano debería considerar su vocación como irrevocablemente inamovible, marcada por las tendencias con las que él nació.

Puedes enriquecerte o prosperar económicamente en CUALQUIER negocio, ya que si no tienes el talento para hacerlo, puedes desarrollar ese talento.

Esto, simplemente, quiere decir que tendrás que ir haciendo tus herramientas a medida que avanzas, en vez de limitarte al empleo de aquellas con los que has nacido.

Será MÁS FÁCIL para ti tener éxito en una vocación para la que ya tienes los talentos en un estado bien desarrollado; pero PUEDES tener éxito en cualquier vocación, ya que puedes desarrollar cualquier talento rudimentario, y no hay ningún talento del cual no tengas, al menos, el rudimento.

Te enriquecerás o prosperarás económicamente más fácilmente, si haces aquello para lo cual fuiste hecho a medida; pero te enriquecerás o prosperarás económicamente más satisfactoriamente si haces aquello que QUIERES hacer.

Hacer lo que quieres hacer es vida; y no hay ninguna satisfacción verdadera en la vida si nos obligan a hacer para siempre aquello que no nos gusta hacer, y nunca podemos hacer lo que queremos hacer.

Y es seguro que puedes hacer lo que quieres hacer; el deseo de hacerlo es la prueba de que llevas dentro el poder que puedes hacerlo. El deseo es una manifestación de poder.

El deseo de ejecutar música es el poder de saber que puedes ejecutar música buscando la expresión y el desarrollo; el deseo de inventar dispositivos mecánicos es el talento mecánico en la búsqueda de la expresión y el desarrollo.

Donde no hay ningún poder, así sea desarrollado o sin desarrollar, para hacer una cosa, no hay nunca ningún deseo de hacer aquella cosa; y donde existe el fuerte deseo de hacer una cosa, esto probado con certeza que el poder de hacerlo es fuerte, y sólo requiere ser desarrollado y aplicado del MODO CORRECTO.

Entre todas las cosas más o menos iguales, lo mejor es seleccionar el negocio para el que tienes el mejor talento desarrollado; pero si tienes un deseo fuerte de llegar a cualquier línea particular de trabajo, deberías seleccionar aquel trabajo como el final último al que apuntas y aspiras.

Puedes hacer lo que quieras hacer, y es su derecho y privilegio seguir el negocio o la vocación que sea la más interesante y agradable.

No estás obligado a hacer lo que a no te gusta, y no debes hacerlo, excepto como el medio para lograr a hacer lo que quieres hacer.

Si hay errores en el pasado que te hayan llevado a estar en un negocio o ambiente indeseable, puedes estar obligado durante un tiempo a hacer lo que no te gusta hacer; pero puedes hacer de ello algo agradable, sabiendo que eso es lo que hace posible que te vayas acercando a hacer lo que quieres hacer.

Si sientes que no estás en el lugar correcto, no actúes demasiado aprisa en la tentativa por entrar en otro. El mejor el camino, generalmente, para cambiar el negocio o el ambiente es el del crecimiento.

No tengas miedo de hacer un cambio repentino y radical si la oportunidad se te presenta y sientes, después de una cuidadosa consideración, que es la oportunidad correcta; pero nunca tomes una decisión repentina o radical cuando tengas dudas en cuanto al sentido común de hacerlo.

Nunca hay ninguna prisa en el nivel creativo; y no hay escasez de oportunidades. Cuando sales del pensamiento competitivo, entiendes que nunca debes actuar a toda prisa.

Nadie más va a quitarte lo que quieres hacer; hay bastante para todos. Si un espacio es tomado, otro aún mejor será abierto para ti un poco más adelante; hay mucho tiempo.

Cuando estés en la duda, espera. Echa mano a la contemplación de tu visión, y aumenta tu FE y tu OBJETIVO; y, cueste lo que cueste, en los momentos de duda y de indecisión, cultiva la GRATITUD.

Un día o dos utilizados en la contemplación de la imagen de lo que quieres, y una sincera acción de gracias porque lo conseguirás, llevará tu mente a una relación tan cercana con el SUPREMO que no te equivocarás cuando debas actuar.

Hay una MENTE que sabe todo lo que hay que saber; y puedes estar en una cercana unidad con esa mente por medio de la FE y el OBJETIVO claro de avanzar en la vida, si tienes una profunda GRATITUD.

Los errores vienen de actuar a toda prisa, o de actuar con temor, con duda, o en la omisión del MOTIVO CORRECTO, que es: más vida a todos, y menos a ninguno.

A medida que te vayas moviendo de un CIERTO MODO, las oportunidades te llegarán en número creciente; tendrás que estar muy estable en tu FE y OBJETIVO, y mantenerte en contacto cercano con la MENTE SUPREMA por medio de una GRATITUD reverente.

Haz todo lo que puedas hacer de una manera perfecta cada día, pero hazlo sin prisa, preocupación, o miedo.

Ve tan rápido como puedas, pero nunca te apresures. Recuerda que en el momento en que comienzas a apresurarte dejas de ser un creador para transformarse en un competidor; caes de nuevo al viejo nivel.

Siempre que te encuentres apurado, haz un alto; fija tu atención en la imagen mental de la cosa la que quieres, y comience a dar a gracias porque lo estás consiguiendo.

El ejercicio de la GRATITUD nunca fallará para reforzar tu FE y renovar tu OBJETIVO.

Afirma: "A partir de este momento, todo lo que veré es expansión, crecimiento, multiplicación, abundancia y flujo ilimitado en mis bendiciones, creatividad, energía y vida. Este es el punto de inflexión para mí. Este es mi momento para comenzar a recibir de tal manera que todo parezca milagroso."
Afirma: «A partir de este momento, todo lo que veré es expansión, crecimiento, multiplicación, abundancia y flujo ilimitado en mis bendiciones, creatividad, energía y vida. Este es el punto de inflexión para mí. Este es mi momento para comenzar a recibir de tal manera que todo parezca milagroso.»

Ejercicio

Dinero Mágico

“La gratitud es riqueza. La queja es pobreza.”

Si te falta dinero en tu vida, es preciso que entiendas que estar preocupado, sentir envidia, celos, decepción, desánimo, incertidumbre o miedo respecto al dinero, nunca te aportará más dinero, porque esos sentimientos proceden de la falta de gratitud que sientes hacia el dinero que tienes.

Quejarse por la falta de dinero, discutir por el dinero, sentirse frustrado por el dinero, criticar lo que cuesta algo, o hacer que otra persona se sienta mal por el dinero no son actos de gratitud, y tu situación económica nunca mejorará en tu vida; sino que empeorará.

No importa cuál sea tu situación actual, el simple hecho de pensar que no tienes bastante dinero es ser desagradecido por el dinero que tienes.

Has de eliminar de tu mente tu situación económica actual y estar agradecido por el dinero que tienes, así, ¡el dinero podrá aumentar como por arte de magia en tu vida!

“A quienquiera que tenga gratitud (por el dinero) se le dará más, y tendrá en abundancia. A quienquiera que no tenga gratitud (por el dinero), incluso lo que tenga, le será arrebatado.”

Estar agradecido por el dinero cuando tienes poco es un reto para todo el mundo, pero cuando entiendas que no va a cambiar nada hasta que sientas agradecimiento, sentirás inspiración para estarlo.

El tema del dinero puede ser engañoso para muchas personas, especialmente cuando no tienen suficiente, por eso hay dos pasos en el ejercicio del Dinero Mágico.

Es importante que leas todo el ejercicio del Dinero Mágico al comenzar el día, porque continuarás haciéndolo el resto del día.

Siéntate y dedica unos minutos a recordar tu infancia, antes de que tuvieras algo de dinero o mucho. Cada vez que recuerdes algún momento en que alguien te pagó algo, di y siente la palabra mágica, gracias, de todo corazón para cada una de las veces.

  • ¿Tuviste siempre algo que comer?
  • ¿Tuviste una casa donde vivir?
  • ¿Recibiste educación durante muchos años?
  • ¿Cómo ibas a la escuela cada día? ¿Tenías libros de texto, comías en el colegio, y tenías todo lo que necesitabas para la escuela?
  • ¿Cuando eras pequeño ibas de vacaciones?
  • ¿Cuáles fueron los regalos de cumpleaños que más te gustaron cuando eras pequeño?
  • ¿Tenías bicicleta, juguetes o una mascota?
  • ¿Tenías ropa a pesar de que crecías tan deprisa que cambiabas enseguida de talla?
  • ¿Ibas al cine, practicabas deportes, aprendías a tocar algún instrumento o tenías algún hobby?
  • ¿Te llevaban al médico y tomabas medicamentos cuando no te encontrabas bien?
  • ¿Ibas al dentista?
  • ¿Tenías cosas básicas que usabas todos los días, como cepillo de dientes, dentífrico, jabón y champú?
  • ¿Ibas en coche?
  • ¿Veías la televisión, llamabas por teléfono, tenías luz, electricidad y agua?

Todas estas cosas cuestan dinero, y las recibías todas… ¡gratis! Mientras viajas por los recuerdos de tu infancia y de tu juventud, te darás cuenta de cuántas cosas has recibido que equivalen al dinero ganado con esfuerzo.

Da gracias por cada caso y recuerdo, porque cuando sientas una gratitud sincera por el dinero que has recibido en el pasado, ¡tu dinero crecerá mágicamente en el futuro! Te lo garantiza la ley Universal.

Para continuar con el ejercicio del Dinero Mágico, toma un billete de un dólar, o de cinco euros (o cualquier billete de baja denominación de la moneda del país donde estás), y escribe en un Post-it que engancharás al billete:

GRACIAS POR TODO EL DINERO QUE ME HAN DADO A LO LARGO DE LA VIDA.

Hoy, lleva contigo el Billete Mágico en tu cartera, monedero o bolsillo. Al menos una vez por la mañana y otra por la tarde, o todas las veces que quieras, sácalo y ten en tus manos el Billete Mágico.

Lee las palabras que has escrito y siente verdadero agradecimiento por la abundancia de dinero de la que has disfrutado a lo largo de tu vida.

Cuanto más sincero seas, y más lo sientas, antes verás el cambio milagroso en las circunstancias relacionadas con tu dinero.

Nunca sabrás de antemano cómo va a crecer tu dinero, pero es probable que veas que cambian muchas circunstancias para que puedas tener más dinero.

Puede que encuentres dinero que no sabías que tenías, que recibas un dinero en efectivo o un cheque que no esperabas, que te hagan descuentos, devoluciones, tengas menos gastos, o recibas todo tipo de objetos materiales que te habrían costado dinero.

Después de hoy, pon tu Billete Mágico en un lugar donde sigas viéndolo cada día para que recuerdes estar agradecido por la abundancia de dinero que se te ha dado, no olvides nunca que cuantas más veces mires tu Billete Mágico y sientas gratitud por el dinero que se te ha dado, más dinero generarás.

¡La abundancia de gratitud por el dinero equivale a abundancia de dinero! Si te encuentras en una situación donde estés a punto de quejarte de algo que tenga que ver con el dinero, tanto si es a través de tus palabras como de tus pensamientos, pregúntate: «¿Estoy dispuesto a pagar el precio de esta queja?»

Porque esa queja retrasará o incluso detendrá el flujo de dinero. A partir de este día, hazte la promesa de que siempre que recibas dinero, tanto si es el que procede de tu salario, como un reintegro o descuento, o algo que te da otra persona y que cuesta dinero, sentirás verdadero agradecimiento.

Cada una de estas circunstancias significa que has recibido dinero, y ¡cada ocasión te da la oportunidad de utilizar el poder mágico de la gratitud para incrementar y multiplicar todavía más tu dinero mediante el agradecimiento por el dinero que acabas de recibir!

Repaso del Ejercicio del Día
  1. Siéntate y dedica unos minutos a recordar tu infancia y todas las cosas que recibiste, que te las dieron sin que tuvieras que pagar nada.
  2. Por cada recuerdo que tengas de recibir algo sin tener que pagar nada, di y siente la palabra mágica, gracias, de todo corazón.
  3. Toma un billete de dólar o de cinco euros, o algún otro billete pequeño, y escribe en letras grandes y en negrita en un Post-it que engancharás al billete: GRACIAS POR TODO EL DINERO QUE ME HAN DADO A LO LARGO DE LA VIDA.
  4. Hoy, lleva contigo tu Billete Mágico, y al menos una vez por la mañana y otra por la tarde, o todas las veces que quieras, sácalo y tenlo en las manos. Lee las palabras que has escrito y siente verdadero agradecimiento por la abundancia de dinero que has recibido.
  5. A partir de hoy, pon tu Billete Mágico en algún lugar donde puedas verlo todos los días para recordarte que sigas estando agradecido por la abundancia de dinero que has recibido en tu vida.

Cierre: Tratamiento de Sanación Interior para la Prosperidad

Lee en voz alta, entre 1 a 3 veces por día.

¡Yo (mi nombre y apellido) estoy abiert@ y soy receptiv@ a ideas nuevas maravillosas!
¡Permito que la Prosperidad entre en mi vida en un nivel en el cual nunca entró!
¡Merezco lo mejor y estoy dispuest@ a aceptarlo!
¡Mis ingresos aumentan constantemente!
¡Dejo la pobreza de pensamientos para entrar en la Prosperidad de Pensamientos!
¡Me amo a mi mism@, y me regocijo en quien soy, porque sé que la vida está aquí para mí y me proporciona todo lo que necesito!
¡Me muevo de éxito en éxito, de alegría en alegría y de abundancia en abundancia!
¡Tengo el poder de quien me creó, y expreso para mi mism@ la grandeza que soy!
¡Soy una expresión de la vida, divina y magnifica y estoy abiert@ y receptiv@ a todo lo bueno!
¡Así Es! ¡Gracias, gracias, gracias Amado Universo!

Bibliografía

Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.