"¡El Dinero que Doy, Regresa a Mí Multiplicado Siempre!"

Tratamiento Metafísico para la Prosperidad – Día 18

Introducción: Decretos y Afirmaciones Positivas

Transcríbelo en un cuaderno propio a primera hora del día.

Yo (mi nombre y apellido) abro mi mente a la Prosperidad. Mi prosperidad depende únicamente del Universo en mí.
Yo (mi nombre y apellido) no dependo de ninguna persona, ni de ningún evento fuera de mí para mi Prosperidad.
Todas las personas están en mi vida para hacerme prosperar y Yo (mi nombre y apellido) las bendigo.
Pero yo (mi nombre y apellido) reconozco que ninguna de ellas es mi fuente de Prosperidad. Mi única Fuente de Prosperidad es el Universo en mí.
La Abundancia del Universo en mí se mueve, fluye a través de mí Aquí y Ahora haciéndome prosperar interna y externamente.
Yo (mi nombre y apellido) soy el Hijo rico y afortunado de un Rico Universo y me permito a mí mismo prosperar entregando, al Universo en mí, mi miedo a ser una persona exitosa y con mucho dinero.
Yo (mi nombre y apellido) quiero sanar mi mente de todo pensamiento de limitación o escasez.
Mi provisión interna constantemente toma forma para llenar mis necesidades y crear mi circunstancia de vida para mi bienestar común.
El Universo en mí continuamente se expresa, dentro y fuera de mí, su naturaleza Abundante.
Mi única responsabilidad es mantener la conexión con mi Ser Superior Divino permitiéndole manifestarse en todos mis asuntos.
Yo (mi nombre y apellido) soy definitivo y preciso con el Universo sobre mi Prosperidad para que el Universo sea definitivo y preciso en manifestarla para mí.
Mi ingreso económico excede por mucho mi egreso.
Yo (mi nombre y apellido) tengo un ingreso económico constante que me permite vivir felizmente haciendo todo lo que quiero hacer y teniendo todo lo que necesito.
Yo (mi nombre y apellido) estoy prosperando económicamente, Aquí y Ahora.

Lectura del Día

Acción Eficiente, Parte II

Verás que esto es una propuesta evidente: si no realizas ningún acto ineficaz, y realizas un número suficiente de actos eficientes, te harás rico o prosperarás económicamente.

Ahora, si es posible para ti hacer que cada acto tuyo sea eficiente, comprobarás una vez más que la adquisición de la riqueza está reducida a una ciencia exacta, como las matemáticas.

El asunto reside, entonces, en preguntarte si puedes hacer de cada acto por separado un éxito en sí mismo. Y eso es algo que seguramente puedes hacer.

Puedes hacer que cada acto sea un éxito, porque TODO el poder está trabajando contigo; y TODO el poder no puede fallar.

El PODER está a tu servicio; y para hacer que cada acto tuyo sea eficiente, sólo tienes que poner el poder en ello.

Cada acción puede ser fuerte o débil; y cuando cada una es fuerte, actúas de ese CIERTO MODO que te hará rico o prosperar económicamente.

Cada acto puede ser fuerte y eficiente manteniendo tu imagen mientras lo haces, y poniendo el poder entero de tu FE Y OBJETIVO en ello.

Es en este punto donde la gente falla, pues separa el poder mental de la acción personal. Ellos usan el poder de la mente en un lugar y en un tiempo, pero actúan en otro ritmo y en otro tiempo.

Entonces sus actos no son exitosos; muchos de ellos son ineficaces. Pero si TODO el PODER entra en cada acto, no importa cuán ordinario o común sea, cada acto será un éxito en sí mismo.

Y como en la naturaleza de las cosas cada éxito abre el camino a otros éxitos, tu progreso hacia lo que quieres, y el avance de lo que quieres hacia ti, se hará cada vez más rápido.

Recuerda que la acción acertada es acumulativa en sus resultados. Como el deseo de más vida es inherente a todas las cosas, cuando un Ser Humano comienza a moverse hacia una vida más grande, más cosas se unen; y la influencia de su deseo es multiplicada.

Haz, cada día, todo lo que puedes hacer ese día, y realiza cada acto de una manera eficiente.

Cuando te dijimos que debes mantener tu visión mientras haces cada acto, aunque sea trivial o banal, no significa que es necesario ver en todo momento la visión clara y con todos sus detalles, hasta los más pequeños.

Ese debería ser un trabajo para tus momentos de ocio, durante las horas en las que puedas usar tu imaginación recreando los detalles de tu visión, y contemplarlos antes de que ellos sean fijados firmemente en tu memoria.

Si deseas resultados rápidos, pasa prácticamente todo tu tiempo libre en esa práctica.

Por medio de una contemplación continua, captarás la imagen de lo que quieres, hasta en los detalles más pequeños, tan firmemente en tu mente, y tan completamente transferida a la mente de la SUSTANCIA SIN FORMAR, que en las horas en las que esté cumpliendo con tu trabajo tendrás que referirse sólo mentalmente a la imagen para estimular tu FE y OBJETIVO, y hacer que tu mejor esfuerzo se ponga en marcha.

Contempla la imagen en tus horas de ocio hasta que tu conocimiento esté tan impregnado de esa visión que puedas percibirla al instante.

Te sentirás tan entusiasmado con esa brillante promesa, que el mero hecho de pensarla provocará las más fuertes energías de todo tu ser.

Vamos a repetir de nuevo nuestro esquema y, cambiando ligeramente las declaraciones de cierre, llegaremos al punto que ahora hemos alcanzado.

  • Hay una MATERIA PENSADORA de lo cual todas las cosas están hechas y que, en su estado original, impregna, penetra, y llena los interespacios del universo.
  • Un pensamiento, en esta SUSTANCIA, PRODUCE la cosa que es imaginada por el pensamiento.
  • El Ser Humano puede formar cosas en su pensamiento y, por imprimir su pensamiento sobre la SUSTANCIA SIN FORMAR, puede causar que la cosa que él piensa pueda ser creada.
  • Para hacer esto, el Ser Humano debe pasar de lo competitivo a la mente creativa; él debe formar una clara imagen mental de las cosas que él quiere, y hacer, con FE y un OBJETIVO, todo lo que puede ser hecho cada día, haciendo cada cosa, por separado, de la forma más eficiente posible.
"¡El Dinero que Doy, Regresa a Mí Multiplicado Siempre!"
«¡El Dinero que Doy, Regresa a Mí Multiplicado Siempre!»

Ejercicio

Tierra Querida…

Escribe una carta a tu país o provincia o ciudad o pueblo de origen, dónde expreses todo tu sentir hacía ese lugar.

Sentimientos, preocupaciones, deseos… El sentimiento que tengas será el correcto y perfecto.

Si estás trabajando este tratamiento con otras personas, puedes compartir la carta con ellos.

Una vez más, ¡manos y corazón a la obra!

Cierre: Tratamiento de Sanación Interior para la Prosperidad

Lee en voz alta, entre 1 a 3 veces por día.

¡Yo (mi nombre y apellido) estoy abiert@ y soy receptiv@ a ideas nuevas maravillosas!
¡Permito que la Prosperidad entre en mi vida en un nivel en el cual nunca entró!
¡Merezco lo mejor y estoy dispuest@ a aceptarlo!
¡Mis ingresos aumentan constantemente!
¡Dejo la pobreza de pensamientos para entrar en la Prosperidad de Pensamientos!
¡Me amo a mi mism@, y me regocijo en quien soy, porque sé que la vida está aquí para mí y me proporciona todo lo que necesito!
¡Me muevo de éxito en éxito, de alegría en alegría y de abundancia en abundancia!
¡Tengo el poder de quien me creó, y expreso para mi mism@ la grandeza que soy!
¡Soy una expresión de la vida, divina y magnifica y estoy abiert@ y receptiv@ a todo lo bueno!
¡Así Es! ¡Gracias, gracias, gracias Amado Universo!

Bibliografía

Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.