"¡Yo creo dinero y abundancia a través de la alegría y el amor propio!"

Tratamiento Metafísico para la Prosperidad – Día 17

Introducción: Decretos y Afirmaciones Positivas

Transcríbelo en un cuaderno propio a primera hora del día.

Yo (mi nombre y apellido) abro mi mente a la Prosperidad. Mi prosperidad depende únicamente del Universo en mí.
Yo (mi nombre y apellido) no dependo de ninguna persona, ni de ningún evento fuera de mí para mi Prosperidad.
Todas las personas están en mi vida para hacerme prosperar y Yo (mi nombre y apellido) las bendigo.
Pero yo (mi nombre y apellido) reconozco que ninguna de ellas es mi fuente de Prosperidad. Mi única Fuente de Prosperidad es el Universo en mí.
La Abundancia del Universo en mí se mueve, fluye a través de mí Aquí y Ahora haciéndome prosperar interna y externamente.
Yo (mi nombre y apellido) soy el Hijo rico y afortunado de un Rico Universo y me permito a mí mismo prosperar entregando, al Universo en mí, mi miedo a ser una persona exitosa y con mucho dinero.
Yo (mi nombre y apellido) quiero sanar mi mente de todo pensamiento de limitación o escasez.
Yo (mi nombre y apellido) perdono a todo el mundo.
Yo (mi nombre y apellido) perdono mis experiencias pasadas.
Yo (mi nombre y apellido) me perdono a mí mismo.
Yo (mi nombre y apellido) le doy gracias al Universo en mí por haber creado un pasado perfecto, con el fin de sanarme totalmente, para que mi vida se desenvuelva perfecta y ordenadamente, Aquí y Ahora.
Es seguro perdonar mi pasado totalmente.
Yo (mi nombre y apellido) soy definitivo y preciso con el Universo sobre mi Prosperidad para que el Universo sea definitivo y preciso en manifestarla para mí.
Mi cuerpo es totalmente sano y transformado en la Energía del Amor Universal en mí.
Mi cuerpo es transformado en el Plan y diseño perfecto y ordenado del Universo en mí, en un cuerpo joven, hermoso, vibrante de salud, liviano, lleno de energía, agilidad y elasticidad, manifestación perfecta de la Presencia del Universo en mí.

Lectura del Día

Acción Eficiente, Parte I

Debes usar tu pensamiento como se te ha explicado en los días anteriores, y comenzar a hacer lo que puedas, en donde tú estás; y debes hacer TODO lo que puedes hacer donde tú estás.

Puedes avanzar sólo si es más grande que tu actual lugar; y ningún Ser Humano es más grande que su lugar presente si deja sin hacer cualquier trabajo que pertenezca a ese lugar.

El mundo avanza sólo por medio de los que mejor ocupan sus sitios actuales. Si ningún Ser Humano ocupara al máximo su presente lugar, puede darse cuenta de que habría una marcha hacia atrás en todo.

Los que no ocupan de lleno sus sitios presentes son un peso muerto para la sociedad, el gobierno, el comercio, y la industria; y ellos deben ser cargados por otros con un gran costo.

El progreso del mundo se posterga sólo por los que no llenan convenientemente los sitios a los que ellos pertenecen; corresponden a una edad anterior y una etapa inferior en el nivel de la vida, y su tendencia va hacia la declinación.

Ninguna sociedad podría avanzar si cada Ser Humano fuera más pequeño que su lugar; la evolución social está dirigida según la ley de la evolución física y mental.

En el mundo animal, la evolución está causada por el exceso de vida. Cuando un organismo tiene más vida de la que puede ser expresada en las funciones de su propio nivel, desarrolla los órganos de un nivel más alto, y una nueva especie es originada.

Nunca hubiera existido una nueva especie, si no hubieran habido organismos que excedieran el espacio de sus sitios.

La ley es exactamente igual para ti; hacerse rico o prosperar económicamente depende de tu aplicación de este principio a tus propios asuntos.

Cada día puede ser cualquiera de dos cosas: un día exitoso o un día de fracasos; y son los días exitosos los que te consiguen lo que tú quieres.

Si cada día es un fracaso, nunca podrás enriquecerte o prosperar económicamente; mientras que, si cada día es un éxito, no puedes dejar de enriquecerte o prosperar económicamente.

Si hay alguna cosa que puede hacerse hoy y tú no la haces, has fallado en lo que a esa cosa concierne; y las consecuencias pueden ser más desastrosas de lo que te imaginas.

No puedes prever los resultados de un acto, por más trivial que te parezca; no conoces el funcionamiento de todas las fuerzas que han sido puestas en movimiento en su nombre.

Mucho es lo que puede depender de un acto simple; puede ser exactamente lo que necesite para que se abra la puerta de la oportunidad a muy grandes posibilidades.

No puedes saber todas las combinaciones que la INTELIGENCIA SUPREMA puede llevar a cabo para ti en el mundo de las cosas y de los asuntos humanos; tu negligencia o fracaso para hacer alguna pequeña cosa pueden causar una larga tardanza en la adquisición de lo que quieres.

Haz, cada día, TODO lo que pueda ser hecho ese día. Hay, sin embargo, una limitación o requerimiento de lo anterior que debes tener en cuenta.

No debes trabajar demasiado, ni precipitarte a ciegas en tu negocio en el esfuerzo de hacer la mayor cantidad de cosas en el menor tiempo posible.

No debes intentar hacer hoy el trabajo de mañana, ni hacer el trabajo de una semana en un día.

No es realmente la cantidad de cosas que haces, sino la EFICACIA de cada acción por separado la que cuenta.

Cada acto puede ser, en sí mismo, un éxito o un fracaso. Cada acto puede ser, en sí mismo, eficaz o ineficaz.

Cada acto ineficaz es un fracaso, y si pasas tu vida haciendo actos ineficaces, tu vida entera será un fracaso.

Si todos tus actos son ineficaces, cuantas más cosas hagas será peor para ti. Pero, por otra parte, cada acto eficiente es un éxito en sí mismo, y si cada acto de tu vida es eficiente, tu vida entera DEBE SER un éxito.

La causa del fracaso es hacer demasiadas cosas de una manera ineficaz, y no hacer bastantes cosas de una manera eficiente.

"¡Yo creo dinero y abundancia a través de la alegría y el amor propio!"
«¡Yo creo dinero y abundancia a través de la alegría y el amor propio!»

Ejercicio

¡Ya Soy Abundante y Próspero!

Realiza una lista detallando las cosas que tienes: materiales y espirituales; tangibles e Intangibles.

Ejemplo: Tengo un teléfono celular e internet para comunicarme, tengo amistades grandiosas, tengo una cama donde dormir, tengo alimentos, tengo amor, tengo paz,

tengo agua caliente en la ducha, tengo elementos personales para mi cuidado…

No hay un límite máximo ni mínimo de lo que puedes escribir. ¡Reconócete en TODO lo que ya tienes!

Cierre: Tratamiento de Sanación Interior para la Prosperidad

Lee en voz alta, entre 1 a 3 veces por día.

¡Yo (mi nombre y apellido) estoy abiert@ y soy receptiv@ a ideas nuevas maravillosas!
¡Permito que la Prosperidad entre en mi vida en un nivel en el cual nunca entró!
¡Merezco lo mejor y estoy dispuest@ a aceptarlo!
¡Mis ingresos aumentan constantemente!
¡Dejo la pobreza de pensamientos para entrar en la Prosperidad de Pensamientos!
¡Me amo a mi mism@, y me regocijo en quien soy, porque sé que la vida está aquí para mí y me proporciona todo lo que necesito!
¡Me muevo de éxito en éxito, de alegría en alegría y de abundancia en abundancia!
¡Tengo el poder de quien me creó, y expreso para mi mism@ la grandeza que soy!
¡Soy una expresión de la vida, divina y magnifica y estoy abiert@ y receptiv@ a todo lo bueno!
¡Así Es! ¡Gracias, gracias, gracias Amado Universo!

Bibliografía

Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.