5 Técnicas para Eliminar los Pensamientos Negativos

Superar los pensamientos negativos es una de las principales luchas que encuentras al trabajar con la Ley de la Atracción.

Afortunadamente, hay muchas herramientas prácticas que puedes hacer para ayudarte a erradicar los patrones del pensamiento negativo.

Aquí te presentamos 5 de las formas más efectivas para detener el pensamiento negativo.

  1. Stop!

Cuando notes que los pensamientos o imágenes negativas están comenzando a entrar en tu mente, dite a ti mismo “Stop!”. Si estás solo, puedes decirlo en voz alta. También, puedes usar palabras más fuerte, como por ejemplo “¡Fuera de mi cabeza!”.

Para las personas que no se conmueven tanto con las palabras, las imágenes pueden ser más poderosas. Cuando comienzan a aparecer pensamientos intrusivos, puedes imaginar una señal rojo brillante de stop.

También hay algunos enfoques más directos para detener el pensamiento. Puedes probar la técnica de salpicar tu cara con agua o, simplemente, cambiar la dirección de tu pensamiento. A algunas personas les sirve contar hacia atrás, de 100 a 1.

  1. Afirmaciones Positivas

Las afirmaciones positivas se pueden usar de dos maneras diferentes. En primer lugar, pueden implementarse de la misma manera que las técnicas de detención del pensamiento; en otras palabras, puedes decir una afirmación tan pronto como sientas que un pensamiento negativo se acerca.

Por ejemplo, estás trabajando para encontrar una pareja con la Ley de Atracción. Y te encuentres pensando “No merezco el amor”. En su lugar, puedes decir: “Soy una persona valiosa y adorable y encontraré una gran relación”.

Decir afirmaciones diariamente comienza a remodelar tu forma de pensar. Son una herramienta poderosa incluso cuando no estás de buen humor. Diseña tus afirmaciones cuidadosamente e intenta hacer contacto visual contigo mismo en el espejo cuando las recites.

5 Técnicas para Eliminar los Pensamientos Negativos

  1. Poner Límites a los Pensamientos Negativos

Si has vivido con pensamientos negativos durante mucho tiempo, no es realista esperar que de repente cambies tu enfoque. Incluso las afirmaciones y las técnicas de detención del pensamiento pueden parecer retrasar el pensamiento negativo para más adelante.

Si esto te suena familiar, puedes pasar un par de semanas, como mínimo, imponiendo límites a los pensamientos negativos. La idea aquí es que elijas un período fijo y limitado para permitir que tu mente tenga pensamientos negativos. Y que te comprometas a detenerlos o combatirlos por la fuerza en cualquier otro momento de la semana.

Cuando definas un tiempo para considerar estos pensamientos, descubrirás que parecen menos poderosos. Tienen menos posibilidades de dominar tu mente. Además, muchas personas se dan cuenta que no pueden pensar en nada cuando llegan a su hora programada para permitir la contemplación de pensamientos negativos. Y que esto, en realidad, les ayuda a romper su patrón.

  1. Escribir y Destruir

Si tus pensamientos negativos están vinculados a una emoción fuerte específica como el miedo, la ira o los celos, intenta dejarlos por escrito. Usa un lápiz y papel, y expresa toda esa negatividad reprimida.

A continuación, puedes elegir una forma de destruir este documento, que simbolice tu compromiso de seguir adelante. Por ejemplo, podrías romperlo, aplastarlo en una bola, quemarlo o garabatear sobre él.

Aquellos que no están tan interesados ​​en usar palabras para expresarse, los esfuerzos artísticos pueden tener un impacto similar. Por ejemplo, podrías esculpir una representación de tu negatividad, o pintarla, y luego destruirla (o cambiar su forma).

El objetivo de esta técnica es sólo obtener algún tipo de representación física de tu negatividad para poder desterrarla de alguna manera simbólica satisfactoria.

  1. “Sólo porque…”

También puedes tratar de razonar contigo mismo cuando sientas que estás comenzando a entrar en espiral hacia la negatividad.

Esta técnica implica encontrar una oración que puedas recitar para reconocer que tienes poder sobre tus respuestas corporales y para aumentar ese poder a lo largo del tiempo.

Practique este enfoque tomando una respiración profunda y limpia, y recita algo así como: “Sólo porque he tenido algunas malas relaciones no significa que tenga que hacer esto con mi cuerpo” o “Sólo porque he luchado por encontrar un buen trabajo, no significa que nunca encontraré uno en el futuro”.

Después de la oración elegida, di “Ahora relájate”. Deja que la palabra “relájate” sea tu señal para exhalar, dejando salir la tensión y la negatividad.

Autora: Edith Gomez
Website: https://gananci.com

Sigue leyendo…

Compártelo!

Sé el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies