Por qué es Importante Nunca Rendirse

¿Por qué nunca hay que rendirse? La respuesta la tienes tú mismo, pero además de la tuya te voy a dar otra en la que no habías caído.

Por estadística, no es posible que todas las cosas que hagas o emprendas salgan mal y que estas acciones caigan en saco roto.

En un momento dado, algo que hayas hecho en tu vida o muchas cosas de las que hayas hecho en tu vida darán sus frutos.

Y verás recompensado tanto trabajo que a priori te parecía en vano o incluso absurdo. No hay trabajo que no merezca la pena porque siempre hay algo nuevo por descubrir.

No hay que pensar que el fracaso es un momento de tristeza o, incluso, de destrucción; sino más bien hay que pensar en ella como una situación de aprendizaje y reflexión.

Reflexionar sobre la situación del fracaso nos dará una visión objetiva. Sabremos si fue por un error nuestro o más bien porque dicha situación no era propicia para nosotros.

Muchas veces las circunstancias negativas de nuestra vida no dependen exclusivamente de nosotros. 

Pongamos un ejemplo:

En vez de pensar ‘no tengo trabajo porque soy torpe’, hay que mirar si estamos sufriendo una crisis a nivel mundial y el trabajo escasea.

Antes de ser derrotistas y pensar que es nuestra poca habilidad para encontrar ese trabajo tan necesario, debemos pensar en todos los puntos que rodean dicha situación, hazlo con algo personal que te haya sucedido y verás que no todo fue culpa tuya.

En todas las situaciones de nuestra vida se juntan muchos factores, las personas que conocemos y las que no, las circunstancias económicas nuestras y de los demás.

También el entorno en el que nos encontramos (diferentes ciudades, diferentes formas de pensar), hasta el clima puede ser un factor determinante por ejemplo en una discusión.

Imagínate que toda tu familia ibas a salir a dar un gran paseo por el campo pero se pone a llover, imagínate a toda tu familia dentro de casa sin poder salir a dar esa vuelta, seguro que algún conflicto aflora.

No es por tu familia, aquí la situación la ha determinado el tiempo y así infinidad de circunstancias que no nos paramos a pensar.

Mi consejo es que nadie te pare, salir a pasear con paraguas bajo la lluvia es tan estimulante o más que hacerlo con sol.

¿Te has planteado cuántas cosas puedes hacer en una semana, en un mes, en un año? Las que tú quieras siempre que te lo propongas, que tengas ganas de hacerlas y te sirvan para algo que necesitas.

¡Nunca hay que rendirse! Aprende a enfocar los problemas como aprendizajes y las situaciones difíciles como retos.

Te garantizo que nadie te podrá decir que no has intentado alcanzar tus sueños, que has superado tus propios temores y que al menos si no es en todos tus esfuerzos has alcanzado tus metas.

Enfocar tus esfuerzos en un sueño sirve para que el fracaso no te derrumbe, sino que pienses que más adelante seguro se cumplirá.

Por qué es Importante Nunca Rendirse: No tengo fuerzas para rendirme.
«No Tengo Fuerzas para Rendirme.»

Autora: Miriam de Juana Ortín
WebSite: https://www.facebook.com/MiriamDeJuanaOrtin

¿Qué reflexionas sobre Nunca Rendirse? Por favor, déjanos tu comentario 🙂

Sigue leyendo «6 Emociones Positivas para Atraerlo Todo».

Y Suscríbete a nuestro Canal de YouTube!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies