Fe: ¿qué es y cómo tenerla?

En la Biblia dice:

√ Jesús es la fuente de la fe.

√ La fe genuina es creer en lo que Cristo ha hecho por nosotros.

√ Fe es confiar en Dios todo el tiempo.

√ La fe débil puede llegar a ser fuerte con la ayuda de Dios.

En el diccionario y los buscadores de internet dice:

√ La palabra fe deriva del término latino fides y permite nombrar a aquello en lo que cree una persona o una comunidad. También hace referencia a una sensación de certeza y al concepto positivo que se tiene de un individuo o de alguna cosa.

Creencia y esperanza personal en la existencia de un ser superior (un dios o varios dioses) que generalmente implica el seguimiento de un conjunto de principios religiosos, de normas de comportamiento social e individual y una determinada actitud vital, puesto que la persona considera esa creencia como un aspecto importante o esencial de la vida.

Virtud teologal del cristianismo que consiste en creer en la palabra de Dios y en la doctrina de la Iglesia.

Fe: ¿qué es y cómo tenerla? Pero lo más importante es contestarte a ti mismo:

√ ¿Qué es para mí la fe?

√ ¿Creo en mí?

√ ¿He dudado alguna vez de la existencia de un/os ser/es superior/es?

√ ¿Por qué nunca creí en ello o dejé de creer?

√ ¿Qué rituales hago para adorar al/los ser/es en quién/es creo? ¿Por qué?

√ Cada uno tendrá diferentes experiencias (algunas incluso tristes) con respecto a la fe.

Sin embargo, en un mundo dónde abunda tanta malicia, falta de respeto y crueldad, se me ocurrió pensar en qué nos motivaría a cambiar la situación actual.

¿Por qué llegamos a destruir nuestro planeta, tan hermoso, con tantos recursos para proteger y que la humanidad está descuidando hace muchos años?

Quizás sea la falta de fe en uno mismo y, por ende, en los demás.

También la falta de voluntad; la desvalorización de la propia vida y la del prójimo; la desconfianza; la intolerancia y la irresponsabilidad. Podría enumerar muchas cosas más, pero no es lo que quiero destacar en este escrito.

Soy creyente y doy gracias diariamente por todo lo que tengo ahora, tuve y tendré. En especial, por tener la posibilidad de vivir un día más.

Mi intención es transmitir que cada uno posee en su interior una luz que lo guía, el alma que nos pertenece hasta que dejamos de existir. Si tuviéramos que confiársela a un ser divino, ¿lo harías? ¿a quién?

Reflexiones sobre la Fe

En conclusión, estamos terminando un año intenso, duro, lleno de responsabilidades y obligaciones que cumplir. Pensemos un poco en nosotros, cada uno, de manera individual…

¿Qué hechos nos dieron la fortaleza para seguir adelante? ¿Cuáles no? ¿Qué o quiénes nos hace bien o sentir mejor ante circunstancias difíciles?

Una de las maneras de crecer es entender que el mundo sigue su curso, continúa girando y, por eso, todo puede cambiar, nada es eterno.

Aprender a soltar y continuar es parte fundamental de la existencia humana. Hasta las estrellas se apagan en algún momento y dejan de brillar.

Disfruta hoy, con tu alma, con tus seres queridos, agradece lo que tienes porque todo pasa, fluye y se transforma. Permítete creer.

La fe es dar el paso al primer escalón cuando aún no puedes ver toda la escalera.

Autora: Dana Plaza
Websitewww.pasionyamorenletras.com.ar

Compártelo!

Sé el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies