Ecología Humana

La peor catástrofe ecológica en la vida de un ser humano a nivel individual es dejar de luchar por lo que verdaderamente se es, para desviarse en la conquista competitiva de atributos del status, de la aprobación o del poder», sostiene Juan José Tapia, psiquiatra y autor del concepto y de la práctica de la ecología humana.»La consecuencia es el no sentir que somos parte de una humanidad en la que todos dependemos de todos. Donde es necesario aprender con el otro, comunicarnos con el otro, abrir el corazón y atreverse a amar al otro. Solo así podremos descubrir la magia de una unidad que nos envuelve y experimentar que estamos conectados a todo y a todos, hasta a las cosas inanimadas», agrega.

Energía en acción
Para el terapeuta, entender la ecología humana es comprender que todo el universo es energía y que somos parte del universo. Por lo tanto, llegar a convertirse en un ser humano no es alcanzar un estado definitivo, estable, sino descubrir un proceso en movimiento perpetuo. El ser de un ser humano no es un sustantivo, es un verbo, es energía en acción.

Ocuparse. «La ecología humana es un conocimiento práctico enfocado a elevar la calidad de vida, preservar o recuperar la salud, lograr la excelencia en la acción frente a las circunstancias de la vida cotidiana y proyectarse en una trascendencia espiritual. Tiene que ver esencialmente con descubrir cómo vivir mejor en un camino de evolución permanente. Para la ecología del ser humano no tiene mayor valor la historia de la neurosis o la enfermedad que padecemos, sino descubrir qué hacer con ella para desmantelarla e internarnos en una espiral evolutiva ascendente.»

Las ventajas de lo posible
Cuando uno abre un armario y se topa con la necesidad de reorganizarlo se cae en la cuenta de que se acumularon muchísimas cosas que ya no sirven, y que tal vez nunca sirvieron. Normalmente, uno atesora todas las experiencias, ideas y creencias que provienen de fuentes autorizadas. «Y muchas veces nos vemos obligados a defender creencias perimidas o improductivas a costa de la propia felicidad o sobrevivencia. En verdad, los verdaderos problemas sólo ocurren cuando perdemos la capacidad de vivir en función de lo que somos, del ser. Pero si tenemos la habilidad de cuidar nuestro espacio y territorio podemos modificar la gravedad de nuestros conflictos con sólo cambiar nuestras creencias sobre ellos. Este es el secreto de cómo lidiar de manera eficaz con la realidad: descubrir cómo hacer para que tanto lo que puedo controlar como lo que no esté en función del ser. Nunca deberíamos olvidar que lo posible es siempre mejor que lo ideal», sigue Tapia.

El ser humano como amenaza
Antes de preocuparse por salvar todas la especies en peligro y al planeta mismo, profundiza el médico, el ser humano debería comenzar por preocuparse por sí mismo. Después de todo, la principal amenaza para todas las especies y para el planeta es el propio ser humano. «Por eso, la ética de la ecología humana obliga a ser responsables por nosotros mismos. Soportar el maltrato o aguantar la injusticia, por ejemplo, es colocarse fuera de la ética. ¿Qué razones puede tener alguien para soportar una dolorosa convivencia con quien lo está destruyendo? La explicación de que hay que seguir por los hijos, la seguridad o el empecinamiento de no aceptar el fracaso seguramente tendrá un costo que no lo justifica. En general, reclamamos que los demás sean éticos cuando ni siquiera somos éticos con nosotros mismos. Lo que cualquier ser humano tenga o haga tiene trascendencia sobre todos, resultado de la conciencia de pertenecer a la especie humana como una unidad.»

Trayecto para solitarios
El camino de la autonomía está sembrado de dudas y contratiempos, pero hay que hacerlo en soledad con todo lo que eso significa. «A veces es necesario tomar decisiones en encrucijadas donde hay que elegir entre dos opciones igualmente interesantes. Y si la elección no fue acertada hay que estar preparado para seguir adelante, reparar las consecuencias de la decisión tomada y prepararse para volver a decidir. Resumiendo: no perder el tiempo en reprobarse por haberse equivocado e intentarlo una vez más.»

Habilidoso
Juan José Tapia se especializó en Psiquiatría y Psicoterapia en la Universidad de Buenos Aires. Es miembro de la Asociación Latinoamericana de Análisis Transaccional y de la International Transactional Analysis Association desde 1981. Tiene un máster en Programación Neurolingüística avalado por la Society of Neurolinguistic Programming y es autor de varios libros, entre otros Para sostener su vida, cuando flaquee , Autoanálisis y equilibro vital , Reflexiones y Viva b ien o muérase, Manual de Introducción a la Ecología Humana. En 1986 fundó la Escuela de Ecología Humana, y seis años más tarde la Fundación Ecología Humana Internacional. Su última propuesta es la red social Freedom’s Life ( www.freedomslife.com ), un entrenamiento online en campos como salud, autoestima, felicidad y trascendencia. «Atribuimos a nuestra historia el poder de determinar nuestro presente. Pero al final vemos que nada de lo que pasó fue un impedimento para que lográramos descubrir y realizar nuestros deseos. Un ser humano fracasado es un individuo que desarrolló una gran habilidad en hacer que las cosas no funcionen.»

Publicaciones Relacionadas:

 

 

 

 

¿Deseas Transformar Tu Vida? Conoce nuestros Cursos Online! 
Haz Clic Aquí para saber más

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies