7 Técnicas de Relajación (1/7)

PRIMERA TÉCNICA DE RELAJACIÓN

7-tecnicas-de-relajacion-1Tómese asiento en una silla lo más adentro que sea posible Sin que la espalda toque en el respaldo de la silla. Los pies deben descansar en el suelo. Colóquese el pecho saliente y un poco alto y la región abdominal hacia adentro. Los hombros un poco hacia atrás y ligeramente caídos; las manos descansando sobre los muslos; los codos rozando las caderas; el dedo pulgar separado formando V y los demás dedos rectos y separados unos de otros. Los pies se, han de colocar con una separación de cinco a siete pulgadas por la parte de los dedos y de una a dos pulgadas por la de los talones, formando la letra V.

Los labios deben tenerse cerrados y los dientes un poco separados; la punta de la lengua tocando los dientes inferiores y la lengua ligeramente curvada, llana y sin tensión. La barba un poco hacia adentro, mostrando un cierto aire de independencia. La posición del cuerpo ha de ser perfectamente derecha y todos los músculos relajados, pero la columna vertebral firme. Se ha de tomar la posición, de espaldas a la luz.

En un pedazo de papel o tela, píntese un punto de un tamaño de dos centímetros de diámetro, de un color obscuro o negro y colóquese en la pared al nivel de los ojos y a una distancia de los mismos de un metro y medio a dos metros. Mírese el punto fijamente sin parpadear y sin moverse. En esta posición se notará en seguida que las ideas flotantes tienden a desaparecer y que se está en situación de poder concentrar el pensamiento. El secreto del éxito en el desarrollo de las potencias está n la habilidad de la concentración. Si la silla fuese demasiado alta, póngase un libro debajo de los pies para elevarlos a la posición deseada y si fuera baja, colóquese un libro sobre el asiento y cuando todo esté en regla puede empezarse el ejercicio.

Primero desalójese el aire de los pulmones hasta el último extremo y sin hacer para conseguirlo tensión ni esfuerzo; en seguida inhálase por la nariz lenta, suave y plenamente por el espacio de siete segundos; empiécese por llenar los lóbulos superiores de los pulmones tanto como lo permita la posición del cuerpo y luego el resto de los órganos respiratorios hasta lo último. Al hacer la exhalación obsérvense las mismas reglas, conteniendo la acción de los pulmones para evitar espasmos, desigualdad o rapidez; todo debe hacerse en ondas y círculos perfectos.

Mientras se aspira este Aliento de vida con la vista fijamente centrada en el punto, concéntrense las funciones de la mente en el proceso de la respiración siguiendo mentalmente la corriente de aire en su recorrido, piénsese en Ga-Llama, el principio centralizador de la vida, con la convicción de que su misión es restaurar los tejidos celulares de todo el sistema y por ellos establecer la base o fundamento de la regeneración o vida nueva. Respírese con el conocimiento de que el Aliento es el principio fundamental de la vida y que el objeto de los ejercicios es poder alcanzar conocimiento perfecto. La práctica de los ejercicios sin la concentración daría un resultado parcial y la concentración sin los ejercicios sólo produciría resultados momentáneos.

Para tener una idea más clara de lo que se trata, se ha de saber que la respiración sirve para conservar la sangre en circulación. La función del corazón es distribuirla con regularidad; pero la purificación y circulación de la sangre se debe a la acción de los pulmones. La respiración ordinaria retiene oxígeno necesario para purificar la sangre descargándola de carbonos. Cuando el cuerpo encuentra obstáculos para continuar sus manifestaciones físicas, se debe principalmente a la falta de actividad de los órganos respiratorios y debe cuidarse la respiración como único y verdadero medio de conseguir alivio y curación.

Por medio de la respiración sistemática y la concentración, no sólo se aspira el oxígeno para la purificación de la sangre y la promoción de la circulación, sino que también se inspira Ga-Llama, el principio centralizador de la vida, aunque sin con ciencia de ello, pues hasta ahora no se ha tenido habilidad para demostrar su presencia por medio de ningún instrumento. Como la teoría de los átomos que nunca han podido probarse. Ga-Llana puede decirse que es una palabra para explicar lo inexplicable aunque Ga-Llana es una realidad cuya existencia puede probarse por la percepción mental, el discernimiento espiritual y por otros sentidos.

Ga-Llana no es una palabra nueva. Fué empleada para designar el principio vital, la esencia de la vida, como lo descubrieron los antiguos hace muchos millares de anos.

Ga-Llama no es el Logos de los griegos ni el Espíritu de los filósofos modernos. Ga-Llama es el fundamento de la existencia y llena toda la Zarvan Akarana. Nosotros lo respiramos, pero en nuestra ignorancia e incapacidad para comprender su presencia nos falta el poder de atracción y lo perdemos en vez de retenerlo. Pero tan pronto como se adquiere la conciencia de su existencia, se desea atraerlo y retenerlo y su acumulada presencia en nu,estro ser nos coloca en armonía con el universo que desenvuelve nuestra personalidad hasta lo infinito.

A medida que se vayan practicando estas instrucciones se hará comprensible porque sólo se posee el Aliento Materno y es este Aliento lo que determina la duración de la vida humana en correlación con la capacidad respiratoria de la madre en el momento de la concepción. Así ocurre con frecuencia que personas que al parecer gozan buena salud, inopinadamente son llamadas al seno de Abraham. Tan pronto como se acaba el Aliento Materno se exhala el último suspiro. El Aliento Materno decide también las condiciones de la existencia y no hay otro medio para libertarse de este yugo que establecer la Respiración Individual, y a este fin conducen estos ejercicios.

Con el propósito de evitar cualquier error en la práctica del primer ejercicio, recomendamos se tenga presente que la Respiración Individual requiere que la inhalación sea de siete segundos de duración y la exhalación de igual espacio de tiempo. El Aliento Materno no tiene cuanto más que inhalación de tres segundos y otro tanto la exhalación y cuando e más corta es un triste presagio para la vida. Gradualmente se ha de aprender a inhalar por espacio de siete segundos y exhalar por espacio de otros siete. Para lograr este fin, empiécese por inhalar durante cuatro segundos, un segundo de descanso para invertir la corriente y exhálese durante cuatro segundos dejando los pulmones completamente vácuos. Evítese todo esfuerzo o tensión. Si no se quiere contar los segundos, piénsese en alguna melodía, verso aforismo, etc. y antes de repetir la inhalación descánsese un segundo. No se olvide que la atención ha de concentrarse en el proceso de la respiración desechando cualquier otra idea.

Por excitado, nervioso o deprimido que se esté, este ejercicio produce los mejores resultados. El sistema nervioso se calma por la generación de la fuerza eléctrica y la mente se tranquiliza por la concentración y la mayor normalidad de la circulación vigoriza el cuerpo.

Debe hacerse este primer ejercicio rítmico durante tres minutos, tres veces al día, tres minutos por la mañana, tres minutos al mediodía y tres minutos antes de la puesta de sol, de manera que serán nueve minutos de ejercicio durante el día. Estos nueve segundos no pueden ser mejor empleados, y sirven para reconstituir el cuerpo y crearos la facultad de gobernarlo. No debe practicarse el ejercicio hasta media hora por lo menos de haber comido.

Día tras día se irán construyendo los cimientos de una salud perfecta, de una larga vida, de lucidez de espíritu, de duradera capacidad cerebral y de todo equello que hace que la vida merezca ser vivida.

Fuente: www.mazdeen.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies