Eliminar Hábitos Negativos e Incorporar Hábitos Positivos

Los Hábitos son aquellas acciones que hacemos automáticamente sin casi pensarlas. Estos impulsos mentales se alojan en nuestro cerebro subconsciente y se fueron creando a lo largo de nuestra historia de vida mediante la repetición.

El fin del hábito es el de ahorrar energía al cerebro. Cuando se encuentra frente a una determinada situación, automáticamente activa una serie de redes neuronales que desencadenan en la acción.

De esta forma, nuestro cerebro consciente no tiene que volver a procesar toda la información o tomar decisiones. Mediante los hábitos en nuestro cerebro subconsciente pasamos de la acción (el hecho externo que ocurre) a la reacción (el hábito).

También hay que tener en cuenta que todo hábito, ya sea positivo o negativo, siempre tiene un trasfondo de bienestar. Más adelante volveremos sobre esto.

Eliminar los malos hábitos e incorporar hábitos positivos es una forma inteligente de usar la Ley de Atracción, ya que de esa forma estaremos atrayendo en automático sucesos positivos a nuestra vida.

En el presente artículo, Ley de la Atracción Positiva quiere enseñarte estrategias para erradicar hábitos negativos y reemplazarlos por positivos. No existe una fórmula mágica para todas las personas, por tal motivo lee todos los puntos y adáptalos a tu vida.

Tomar Consciencia

El principal paso de todo cambio es tomar consciencia. Esto significa darse cuenta de que algo no anda bien y que debe ser modificado.

Si estás leyendo este artículo, entendemos que tu despertar de consciencia ya ha ocurrido en gran medida.

Estudio y Planificación

Para emprender el cambio se debe tener una visión clara y objetiva de los hechos. Para ello, analizaremos nuestra rutina e idearemos un plan de acción. Ten en cuenta…

  • Identificar hábitos actuales: Haz una lista con todos los hábitos que repites día tras día.
  • Calificar hábitos en positivos y negativos: Divídelos en dos columnas con su correspondiente clasificación.
  • ¿Qué intenta suplir cada mal hábito?: A esto nos referíamos al comienzo al decir que cada hábito tiene un fin benéfico, incluso los negativos. Por ejemplo, quien fuma en demasía, generalmente lo hace para calmar su ansiedad. Lo mismo puede ocurrir con el que come mucho, o con el alcohólico. Trata de identificar cómo intenta ayudarte tu mal hábito. Una vez identificada la intención benéfica, puedes reemplazar ese mal hábito por uno positivo que supla esa intención. Por ejemplo, para calmar la ansiedad puede servirte de mucha ayuda el hábito de salir a caminar al aire libre o tal vez el de meditar.
  • Prevenir: Todo mal hábito suele relacionarse con hechos externos que activan automáticamente las redes neuronales. Por tal motivo, no esperes a que ello pase para ponerte en acción. Estudia cuales son los hechos que suelen desencadenar tu mal hábito, y elimínalos o redúcelos al máximo posible. Volviendo al ejemplo de la ansiedad, evita situaciones que te la generen, o sal a caminar inmediatamente ni bien sientas que la misma está apareciendo.

1 Hábito por vez

Los cambios de hábitos suelen requerir muchísima energía de nuestra parte hasta que los mismos se encuentran instaurados.

Por tal fin, es recomendable cambiar un hábito a la vez y, cuando este ya se encuentre incorporado con éxito, pasar al siguiente.

Motivación

La motivación es aquello que te moviliza, el combustible del motor. El ser humano tiene dos grandes motivaciones: obtener placer y evitar el dolor.

Piensa el motivo por el cual quieres cambiar un hábito o incorporar uno nuevo, y te darás cuenta de que encaja en alguno de esos dos grupos.

Más allá de lo genérico, existen razones específicas y personales que tú debes tener bien identificadas. La pregunta que tienes que hacerte es «¿En qué me ayudará a progresar este hábito que quiero incorporar?».

Tal vez te sirva de ayuda nuestro artículo Tips para Mantenerse Concentrado y Motivado.

Deseo

No basta con querer y mucho menos con necesitar: hay que desearlo. Esto mantendrá tu nivel de motivación más alto.

Puede serte útil el visualizarte con tu hábito ya adquirido y cómo este te beneficia. Te ayudará a mantener prendida la llama del deseo.

Voluntad

La voluntad es una decisión consciente y que se reafirma constantemente. Muchos piensan que la voluntad debería ser un estado natural, pero no es así. Si quieres tener voluntad, deberás elegir tenerla y esforzarte por mantenerla.

Repetición

Como ya dijimos al comienzo del artículo, todo hábito se gana con la repetición. Si todos los días hacemos la misma acción en determinadas situaciones, puede ser que al comienzo nos cueste mucho asimilarla, pero con el tiempo se incorporará en nuestro subconsciente y, una vez allí, todo te resultará más fácil.

Técnica de la Respiración

La respiración es muy importante para la vida y para nuestro sentir, sin embargo muchas veces la subestimamos u olvidamos.

La técnica de la respiración consiste en realizar una respiración consciente para eliminar un mal pensamiento o para incorporar uno bueno.

En caso que aparezcan los primeros malos pensamientos (o sentimientos) que suelen desencadenar en tu mal hábito, rápidamente exhala con fuerza el aire que tienes en tus pulmones y lentamente inspira aire nuevo. Con esta simple acción estarás cambiando tu estado mental y emocional a uno más positivo.

Lo mismo, pero a la inversa, harás para los hábitos positivos. Cuando quieres incorporar un buen pensamiento (o sentimiento), inspira lenta y profundamente y luego expira. Al expirar piensa y cree que estás expulsando todo mal pensamiento y que en su lugar queda sólo lo bueno.

Repite este ejercicio todas las veces que sientas necesarias.

Buscar Apoyo

Muchas veces tropezamos con el gran error de estar solos cuando emprendemos un cambio. La soledad a veces nos hace confundir acerca de la realidad de los hechos.

Es necesario tener a alguien cerca para contarle acerca de tus progresos. Cuando hables, siempre vuelca mayor energía hacia lo positivo que a lo negativo. El hábito de pensar y hablar en positivo es uno que todos debemos ganar.

Si te sirve de ayuda, puedes unirte a nuestro Grupo en Facebook. Allí recibirás palabras de aliento.

Restar Energía a los Hábitos Negativos

«A lo que te resistes, persiste». Por tal motivo, no debes preocuparte en demasía por la aparición de un hábito negativo.

Simplemente debes recordar que es normal que exista porque ya está fijado a tu subconsciente, y debes saber que pronto será erradicado completamente a medida que incorpores un hábito positivo que supla la intención del mismo.

Las Caídas son Positivas

No existen fracasos. Solo indicios de que aún tenemos que seguir adelante.

Cuando tengas una recaída y vuelvas a un viejo hábito, recuerda que este es un indicio de que debes reforzar tus estrategias.

Una vez repuesto tu estado anímico, sigue adelante y sé persistente.

El cambio de hábitos es esencial para vivir la vida de tus sueños. Te será de mucha utilidad leer nuestro artículo 7 Pasos para Elegir Vivir la Vida de tus Sueños.

Se dice que toda cambio de hábito y toda incorporación de uno nuevo lleva 21 días en fijarse. ¿Crees que puedes tomar este desafío? Si es así, ¡manos a la obra!

7 comentarios en «Eliminar Hábitos Negativos e Incorporar Hábitos Positivos»

    • Hola, Nestor! Para suscribirte a nuestro Newsletter debes ingresar tus datos en el recuadro ubicado aquí a la derecha. Saludos!

  1. buenisimo el articulo, yo tengo el mal habito de andar comiendo a cada rato, obviamente es por ansiedad y quiero empezar por ese lado, ya que estoy bastante subida de peso y no quiero afectar mi salud
    Saludos

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies