Decretos Poderosos del «Yo Soy»

Atraemos simple y sencillamente aquello que somos. Aprende a utilizar los Decretos del «Yo Soy» a tu favor!

Cuando Moisés le preguntaba a Dios su nombre para que el pueblo de Israel lo conociera, Dios le respondía «YO  SOY EL QUE SOY, LO SOY».

YO SOY figura innumerables veces en las escrituras, y también figura en las escrituras estas palabras: «todo lo que pidas en mi nombre te será concedido».

¿Qué significa esto? Que todo lo que pongas detrás del YO SOY te será dado.

Para comenzar, las escrituras son historias que reflejan estados de conciencia, no son hechos históricos sino historias que enseñan un principio psicológico y espiritual.

Por lo tanto, todo lo que tú pongas detrás de las palabras YO SOY, se manifiestan en tu plano físico.

El problema es que, la mayoría de las veces, detrás del YO SOY le colocamos palabras negativas tales como…

  • yo soy pobre
  • yo soy muy enfermizo
  • yo soy malo para esto o para aquello

… y el Universo solo responde ¡concedido! y lo presenta en tu experiencia externa.

Es momento que comiences a darle la vuelta a estas palabras y utilizarlas a tu favor. Diciendo «yo soy próspero», «yo soy amor», «yo soy saludable», «yo soy millonario», etc.

El problema es que, cuando comienzas a decir el YO SOY de manera positiva, comienza a resistirse tu subconsciente con tu nueva afirmación.

Y comienzas a tener estados de frustración, apatía, ansiedad e impotencia. Porque esa nueva energía choca con los antiguos programas mentales.

Y se genera una gran resistencia interna, por lo tanto la creencia negativa es la que sale ganando.

¿Cómo le puedes hacer para utilizarla de manera correcta y no estés derrochando tu energía?

Utilizando una palabra neutral para persuadir a tu subconsciente y así deje de poner resistencia. Y pueda aceptar más rápido la nueva afirmación que quieres instalar en tu subconsciente.

Por ejemplo, si toda la vida has creído en la escases y siempre te dices a ti mismo «yo soy pobre»…

Y hoy comienzas a decirte «yo soy millonario», la creencia arraigada de pobreza saldrá ganando y comenzará un caos interno.

Aquí puedes utilizar el ¡hoy decido!. Por ejemplo, dices «hoy decido que soy millonario».

Si te fijas esta palabra es neutral porque le estas indicando a tu subconsciente que es a partir de hoy que serás millonario. Y tu subconsciente no tendrá nada que rebatirte.

En cambio, si dices «yo soy millonario», el subconsciente inmediatamente meterá su cuchara en la sopa y te dirá «sí, como no… apenas tienes para la quincena». ¿Si me estoy explicando?

Esto lo puedes aplicar en todas tus áreas, por ejemplo…

  • Hoy decido que soy una persona con mucha suerte en el amor.
  • Hoy decido que soy una persona muy saludable.
  • Hoy decido que soy excelente vendedor.
  • Hoy decido que soy el mejor ingeniero.

A fin de cuentas, tú eres quien decide qué quiere experimentar del catálogo del Universo. Y tienes la herramienta de los Decretos del «Yo Soy» que juega a tu favor, como tu mejor aliado.

Decretos Poderosos del "Yo Soy"

Gracias por pertenecer a mi universo y gracias por permitirme entrar al tuyo.

Arturo Rivera
Escritor BestSeller

¿Cuáles de los Decretos del «Yo Soy» vas a utilizar? Por favor, déjanos tu comentario 🙂

Te invitamos a seguir leyendo «Cómo Decretar Correctamente».

Y Suscríbete a nuestro Canal de YouTube!

6 comentarios en «Decretos Poderosos del «Yo Soy»»

  1. Se pueden escribir?? Para mí es más fácil y me concentro más y visualizo mejor escribiendo.

    Hoy decido que soy inmensamente felíz, abundante y próspera.

    Gracias, gracias, gracias.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies