One Comment

  1. Isa Díaz

    Me ha encantado el artículo.

    Yo estoy en ello. El otro día precisamente estaban unas vecinas hablando de sus respectivos desayunos… una decía que se había tomado 4 pastillas para los dolores de no se qué, otra que si 7… y digo yo tan contenta y felíz… Pues yo me he desayunado un bocadillo de jamón y un colacao fresquito… ¡¡ y qué bien me ha sentado !!

    Me miraron y una de ellas me dijo… claro, como tu no tienes dolores… y le dije… Después de desayunar, salí a pasear con mis perros y disfrutar de todo lo que me encontraba…

    Cambiaron el tema de conversación a lo bonito que está el pueblo… Fué INCREIBLE como pude transmitirles mis pensamientos positivos… y eso, hizo que el día aun fuese Mejor y Mejor.

    Gracias, gracias, gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.