La Vida es un Viaje, no un destino

Cuando nacemos, lo hacemos con un automóvil denominado cuerpo, con el que nos transportaremos en esta vida.

Por el cual, otros automóviles que tenemos a nuestro alrededor nos enseñan las funciones básicas que ellos conocen para que hagamos uso de él.

Es justo en este punto donde debemos ser conscientes que nacimos con muchas más funciones, que debemos tomar el mando real y absoluto, dejar de seguir conduciendo en piloto automático, descubrir y aprender todo de cuanto vinimos equipados y preparados para mucho más de lo que nos dijeron.

Preparándote para Viajar

Cambiar el combustible denso…

… eso sería retirar todos los pensamientos, sentimientos y emociones negativas y limitantes, para comenzar a utilizar un combustible más refinado.

Dejar la gente tóxica y negativa. Alejarse de las críticas, erradicar “el no puedo” de nuestra mente, etc.

Colocar el mejor aceite…

… compuesto por la alegría y la gratitud, para que recorra todo nuestro motor y hago todo fluir armoniosamente.

Prestar atención al freno de mano…

… que puede estar colocado impidiendo el libre avance. Este se carga de creencias que están grabadas en nuestro subconsciente, tales como:

  • “Eso está fuera de nuestro alcance.”
  • “Esto es muy lujoso para nosotros.”
  • “Somos clase obrera.”
  • “Debemos buscar ofertas.”
  • “Cuando venga el aguinaldo.”
  • “Es más fácil que entre un camello por el ojo de una aguja que un rico al reino de Dios.”
  • “Deja de soñar que la vida es dura.”
  • “Maldito dinero que no alcanza, no sé cómo voy a llegar a fin de mes.”

Etc… y así crecimos…

¿Y qué Rumbo tomará el Viaje de tu Vida?

Ya habiendo revisado y ajustado nuestro automóvil, nos pondremos en marcha.

Primero: ¿A dónde queremos ir? Luego: ¿Qué caminos nos llevan?

Y ahí emprender un viaje a consciencia, con una meta clara y un objetivo marcado.

El deseo firme de llegar o tener, la emoción que ello nos produce, vivido en tiempo presente, como si todo ya estuviese realizado.

Vivir disfrutando lo pedido, en plena y absoluta gratitud, marchar felices de estar en esta vida llena de posibilidades y abundancia por todo nuestro ciclo de vida.

Así mismo, se pide, se viaja, se conecta y se vive con la ley de atracción, conscientes de nosotros mismos.

Un gusto coincidir con ustedes, queridos colegas de viaje, en esta magnífica vida.

Autora: Mariana Pedrero

Suscríbete a Nuestro Canal de YouTube!

Compártelo!

1 Comentario en La Vida es un Viaje, no un destino

  1. Hola Mariana! Excelente artículo! Me encantó cómo lo escribiste, el mensaje y contenido, la comparación con los automóviles… Llegó en un momento en que entiendo más de autos y de viajes, esos que dejan mucho más de lo que uno espera. Porque no volvemos iguales. Gracias por compartirlo!

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies