Tú Sabes Más de los que Imaginas: La Intuición

Muchas veces lo único que diferencia a las personas que han creado una vida llena de paz, abundancia y armonía es que fueron lo suficientemente valientes para confiar en sus instintos.

Todas tus intuiciones no son cosas del mundo esotérico o fuera de este mundo racional. Son muchas las palabras que describen perfectamente estas bendiciones en nuestras vidas: corazonadas, intuición, imaginación ideas creativas, reacciones viscerales, hipersensibilidad, impulsos o mundo onírico.

De verdad, no importa que nombre le demos. Lo que es realmente cierto, es que todos poseemos una forma de saber, de ver, y de hacer lecturas del mundo.

Es desde nuestro intelecto, cuerpo y hasta mundo espiritual lo que nos lleva a los saberes en forma directa, confiable y naturalmente.

Lo cierto es que los instintos de todos los seres humanos son muy discretos.  Es una certeza que este conocimiento interno se manifiesta en forma muy sutil.

Puedes usar el sentido común, mientras aprendes a usar la intuición. Muchas veces te sucederá que confundirás una cosa con la otra.

En todo lo relacionado con la creatividad y el pensamiento creativo un instinto es más valido que una simple racionalización.

Por favor, permite que  tus facultades espirituales y mentales se iluminen de tus corazonadas. Date el permiso de discutirlas como una “lluvia de ideas”.

Muchas veces, como una voz interna o un suave murmullo. Si vamos al aspecto religioso, muchos dicen que si no estamos pendientes de los ángeles, no podemos escucharlos. Tu capacidad intuitiva no es algo sobrenatural.

No necesitas poderes extrasensoriales para usarla. Gracias al pensamiento filosófico de Descartes y el racionalismo, confiamos solamente en aquello que puede ser demostrado científicamente en un laboratorio.

El filósofo y científico Gary Zukav, en su libro “The Seat of Soul”, dedica  un capítulo a la intuición. Además, la define como “la percepción que va más allá de los sentidos físicos y sirve para la supervivencia, la creatividad y la inspiración… cuya función es ayudarte”.

La psiconeuro-inmunología ya ha revelado el poder inmenso que tiene la mente sobre el cuerpo. Todo esto significa  que estamos viviendo una época en que la física cuántica está más lejos de Newton que de Meister Eckhart.

Cuando puedes aceptar todas tus intuiciones y ser amable y amoroso contigo mismo, sentirás una paz que rara vez la sienten aquellos que andan estresados y no se dan tregua.

Aceptar tus intuiciones te acerca de forma asertiva a todos los que te rodean. No caigas en el drama de los remordimientos. Tus intuiciones son unas razones muy poderosas para aprender algo más cada día.

Lo mejor que podemos hacer en nuestra vida es reparar cualquier daño que hayamos hecho y seguir adelante en nuestro camino, tratando de no incurrir en las mismas faltas o los mismos errores.

Por supuesto que debes asumir con toda responsabilidad todos tus actos. Y serán tus intuiciones las que te permitirán aceptar tus imperfecciones.

La meditación, unos diez minutos al día refinan tu capacidad intuitiva.

¿Cuántas veces te ha pasado que dos o más personas te han recomendado una película o un buen libro? También, sucede muchísimo cuando un familiar o amigo te llama por teléfono cuando estás pensando en ellos.

Una vez que te habitúes a percibir las intuiciones, aparecerán con mayor frecuencia y sintonizadas con tu vida cotidiana.

Estoy segura de que una vez que escuches tu guía interior o a Dios, obtendrás toda la información que necesitabas para alcanzar un proyecto o una meta.

Y sucede en el lugar menos pensado y de manos de una persona con energía muy positiva. Seguramente es alguien con los pies muy bien puestos en la tierra.

Sí, es un milagro confiar en tus propios instintos.

Susan Castro Rodríguez
http://letralia.com/firmas/castrorodriguezsusan.htm

Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.