"¡La Abundancia es mi Derecho Divino y Hoy con Amor la Acepto! ¡Gracias, gracias, gracias!"

Tratamiento Metafísico para la Prosperidad – Día 25

Introducción: Decretos y Afirmaciones Positivas

Transcríbelo en un cuaderno propio a primera hora del día.

Yo (mi nombre y apellido) abro mi mente a la Prosperidad. Mi prosperidad depende únicamente del Universo en mí.

Yo (mi nombre y apellido) no dependo de ninguna persona, ni de ningún evento fuera de mí para mi Prosperidad.

Todas las personas están en mi vida para hacerme prosperar y Yo (mi nombre y apellido) las bendigo.

Pero yo (mi nombre y apellido) reconozco que ninguna de ellas es mi fuente de Prosperidad. Mi única Fuente de Prosperidad es el Universo en mí.

La Abundancia del Universo en mí se mueve, fluye a través de mí Aquí y Ahora haciéndome prosperar interna y externamente.

Yo (mi nombre y apellido) soy el Hijo rico y afortunado de un Rico Universo y me permito a mí mismo prosperar entregando, al Universo en mí, mi miedo a ser una persona exitosa y con mucho dinero.

Yo (mi nombre y apellido) quiero sanar mi mente de todo pensamiento de limitación o escasez.

Yo (mi nombre y apellido) le entrego al Universo en mí toda mi personalidad egoísta y todas las ataduras y adicciones de mi ego.

Entregando las ilusiones de mi ego, soltándolas totalmente, me libero de ellas para hacer espacio para los regalos del Universo.

Yo (mi nombre y apellido) soy definitivo y preciso con el Universo sobre mi Prosperidad para que el Universo sea definitivo y preciso en manifestarla para mí.

Yo (mi nombre y apellido) creo y manifiesto para mí un Hogar perfecto, en el lugar perfecto, mi hogar seguro, totalmente rodeado del Amor Universal en mí y en todos los que llegan.

Yo (mi nombre y apellido) entrego totalmente mi pasado, con todas las personas y experiencias envueltas en él.

Yo (mi nombre y apellido) entrego toda mi vida al Universo en mí y confío plenamente en él.

Lectura del Día

Algunas precauciones y conclusiones finales, Parte II

Entrénate para pensar y considerar el mundo como algo que se está haciendo, que está creciendo; y considerar lo que parece que está mal sólo como algo que está sin terminar de desarrollarse. Habla siempre en términos del avance; no hacerlo es negar tu fe, y negar tu fe significa perderla.

Nunca te permitas sentirte decepcionado; puedes esperar tener una determinada cosa en un cierto tiempo, y no conseguirlo cuando estaba previsto, y esto te parecerá un fracaso. Pero si cumples con tu FE, encontrarás que el fracaso es sólo aparente.

Continúa actuando de un CIERTO MODO, y si no recibes aquella cosa, recibirás algo tanto mejor que te darás cuenta que, lo que parecía un fracaso, es realmente un gran éxito.

Un estudiante de esta ciencia había puesto su mente en la concreción de una cierta estrategia de negocios que le pareció muy deseable en ese momento, y él trabajó durante varias semanas para lograrla.

Cuando llegó el momento crucial, todo fracasó de un modo completamente inexplicable; era como si alguna invisible influencia hubiera trabajado en secreto contra él.

Él no se sintió decepcionado; por el contrario, agradeció al Universo que su deseo hubiera sido invalidado, y se mantuvo con un pensamiento agradecido.

En unas pocas semanas, una oportunidad mucho mejor pero que él no había visto en el primer acercamiento con ninguna cuenta, se cruzó en su camino; y él se dio cuenta que una MENTE –que sabía más de lo que él sabía– le había impedido perder el mayor beneficio enredándose con el menor.

Esta es la manera en la que cada acto que parece un fracaso se resolverá para ti, si mantienes tu FE, cumples con tu OBJETIVO, tienes  GRATITUD y haces, cada día, todo lo que pueda ser hecho ese día, realizando cada acto por separado de una manera exitosa.

Cuando tienes un fracaso, es porque no has averiguado lo suficiente; sigue, y una cosa más importante de la que buscabas seguramente te llegará.

Recuerda esto. No fallarás porque carece del talento necesario para hacer lo que deseas hacer. Si continúas como te hemos indicado, desarrollarás todo el talento que es necesario para la realización de tu trabajo.

No disponemos de la amplitud suficiente en este tratamiento para ocuparnos de la ciencia de cultivar el talento; pero esto es tan seguro y simple como el proceso de hacerse rico o prosperar económicamente.

Sin embargo, no vaciles o dudes por miedo cuando vayas a cualquier lugar en el que puedas fallar por falta de capacidad; mantente firme, y cuando llegues a ese lugar, la capacidad te será otorgada.

Puedes atraer todas las posibilidades que hay en la sabiduría, y usarlas para solucionar las responsabilidades que son puestas sobre ti.

Continúa lleno de FE. Estudia este tratamiento. Hazlo tu compañero constante hasta que hayas dominado todas las ideas que contiene.

Mientras te vas estableciendo y afirmando en esta FE, harías bien en dejar la mayor parte de las recreaciones y el placer, estar lejos de sitios donde las ideas van en desacuerdo con este tratamiento y están promovidas en conferencias o sermones.

No leas la literatura pesimista o conflictiva, ni entres en discusiones sobre el asunto. Pasa la mayor parte de tu tiempo libre en la contemplación de su visión, cultivando la GRATITUD, y en la lectura de este tratamiento.

Él contiene todo lo que tienes que conocer de la ciencia de hacerse rico o para prosperar económicamente. Encontrarás todos los conceptos esenciales resumidos en el próximo día.

"¡La Abundancia es mi Derecho Divino y Hoy con Amor la Acepto! ¡Gracias, gracias, gracias!"
«¡La Abundancia es mi Derecho Divino y Hoy con Amor la Acepto! ¡Gracias, gracias, gracias!»

Ejercicio

La Varita Mágica

¿Has deseado alguna vez tener una varita mágica con la que al hacer un simple gesto pudieras ayudar a tus seres queridos? Bueno, ¡el ejercicio mágico de hoy te enseñará a utilizar la auténtica Varita Mágica de la vida para ayudar a otros!

Cuando deseas fervientemente ayudar a otra persona tienes un poder inmenso, pero cuando diriges ese poder con la gratitud, realmente tienes una Varita Mágica con la que puedes ayudar a las personas que te importan.

La energía fluye hacia donde diriges tu atención, por lo tanto, cuando diriges tu energía de la gratitud hacia las necesidades de otras personas, allí es donde va tu energía.

Ésta es la misma razón por la que Jesús decía gracias antes de realizar un milagro. La gratitud es una fuerza de energía invisible pero real, y junto con la energía de tu deseo es como tener una Varita Mágica.

“Las personas que esperan tener una varita mágica no se dan cuenta de que ellas SON la varita mágica.”

THOMAS LEONARD (1955–2003)
COACH DE CRECIMIENTO PERSONAL

Si algún familiar, amigo o alguien que te importa no goza de buena salud física, tiene problemas económicos, no es feliz en su trabajo, está estresado, sufre por el final de una relación, no confía en sí mismo, sufre problemas mentales o está decepcionado con la vida, puedes utilizar la fuerza invisible de la gratitud para ayudarle con su problema de salud, de finanzas y de felicidad.

Para utilizar la Varita Mágica para ayudar a un ser querido en su economía, da las gracias como si ya tuviera el dinero que necesita ahora. Imagina que se ha recuperado económicamente del todo, que el problema ya está solucionado, y que dices la palabra mágica, gracias, porque acabas de recibir la increíble noticia.

Hoy elige tres personas que te importen y que en este momento necesiten dinero o prosperar económicamente. Si las tienes, coge una fotografía de cada una de ellas y coloca las fotos delante de ti cuando hagas este ejercicio.

Empieza por una de ellas, ten la foto en tu mano, cierra los ojos y visualiza durante un minuto que recibes la noticia de que esa persona ha recuperado totalmente aquello que necesitaba.

Es mucho más fácil visualizarte a ti recibiendo la buena noticia que, por ejemplo, visualizar que la persona con problemas económicos vuelve a tener dinero. Y sentirás más entusiasmo y gratitud si te implicas tú en la visualización.

Abre los ojos y con la foto en la mano di la palabra mágica, gracias, tres veces lentamente, por la prosperidad de esa persona.

¡Gracias, gracias, gracias por la prosperidad o la felicidad de (Nombre)!       .

Cuando termines con una persona, pasa a la siguiente, y sigue los dos mismos pasos hasta que hayas terminado el ejercicio de la Varita Mágica enviando prosperidad a las tres personas.

También puedes utilizar este poderoso ejercicio cuando vayas por la calle o durante la jornada coincidas con alguien que tiene una carencia evidente de prosperidad.

Imagina que tienes una Varita Mágica y que la esgrimes mentalmente dando las gracias de todo corazón por su prosperidad, y sé consciente de que has puesto en marcha una verdadera fuerza de energía.

Utilizar la gratitud para ayudar a alguien con prosperidad es el acto más grande de gratitud que puedas realizar. Y una de las cosas mágicas de desear fervientemente la prosperidad a los demás es que también las atraes para ti.

Resumen
  1. Elige tres personas que te importen y a las que te gustaría ayudar con más prosperidad.
  2. Si dispones de ellas, coge una foto de cada persona y tenla delante al hacer el ejercicio de la Varita Mágica.
  3. Hazlo con una persona a la vez y sostén la foto en tu mano. Cierra los ojos y visualiza por un minuto que recibes la noticia de que esa persona ha recuperado por completo la prosperidad.
  4. Abre los ojos y todavía con la foto en la mano, di lentamente las palabras mágicas: “¡Gracias, gracias, gracias por la prosperidad o la felicidad de (Nombre)!
  5. Cuando hayas terminado con una persona, pasa a la siguiente y sigue los mismos pasos hasta que hayas acabado el ejercicio de la Varita Mágica con las tres personas.

Cierre: “Creando Abundancia”, Reto de Meditación de 21 Días por Deepak Chopra – Día 4

Dedica poco menos de 30’ de tu día a esta Meditación para la Abundancia. Puedes repetirla a la noche, antes de irte a dormir, y a la mañana, luego de despertarte.

Bibliografía

Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.