¿Te Comió la Lengua el Gato? (Reflexión)

LAS TRES BARRERAS Llegó un discípulo de Sócrates con él, y le dijo: Maestro, quiero contarte cómo un amigo tuyo estuvo hablando de ti con malevolencia…. Sócrates lo interrumpió, diciendo: Espera ¿Ya hiciste pasar a través de las tres barreras, lo que me vas a decir? ¿Las tres barreras? Sí –replicó Sócrates -, la primera es la VERDAD. ¿Ya examinaste cuidadosamente si lo que quieres decirme, es verdadero en todos sus puntos?. No, lo he oído decir a unos vecinos…. Pero al menos lo habrás hecho pasar por la segunda barrera, que es la BONDAD. Lo que quiere decir. ¿es por lo menos bueno? No, en realidad no, al contrario…. ¡Ah! – interrumpió Sócrates -, entonces vamos a la tercera barrera. ¿Es NECESARIO que me cuentes eso?. Para ser sincero, no. Necesario no es. Entonces – sonrío el sabio -, sin no es VERDADERO, ni BUENO, ni NECESARIO… sepultémoslo en el olvido.

Esta expresión milenaria, viene del castigo a los soldados vencidos les sacaban las lenguas para dárselas de comer al gato del Rey, en Sira hace más de 2.500 años. Otras leyendas que surgen en la Edad Media, dice que a los mentirosos les crecían las lenguas y al verlas los gatos se las arrancaban. También, … Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies