"Cuidado con lo que me pidas." Atte. El Universo

Notificación Divina (Pedir y Manifestar tus Deseos)

Cuando sueltas los deseos de tu corazón y confías, las puertas de la felicidad se abren de para en par.

El deseo es el motor que nos impulsa en el proceso creativo, es lo que nos lleva a realizar todo lo que queremos experimentar ¿pero hasta qué punto es bueno el deseo y en qué momento es bueno despegarte de lo que deseas vivir en tu mundo exterior?

El deseo es una moneda de dos cara, la cual lleva del otro lado una intención, un propósito, el cual si nos enfocamos en él cambiara nuestra energía y vibraremos realmente en la unidad de lo que deseamos.

El estado de conciencia que tenemos de un deseo, es que es algo que no tenemos, que es algo que nos hace falta, pero para darle la vuelta a esa sensación de separación tenemos que cambiar el estado de conciencia de lo que es el deseo.

Estoy muy seguro que en estos momentos tienes un teléfono celular y te llegan notificaciones cada que tienes un nuevo mensaje o una nueva llamada, la notificación te llaga porque ya has recibido el mensaje o una llamada, no significa que próximamente la tendrás, sino que ya la tienes, al igual si tienes una cuente de Facebook, también se te notifica que alguien te mando una invitación, te dio like, o que tienes un comentario.

Así mismo tienes que percibir el deseo cada que te llegue, lo tienes que ver como una notificación de que ya posees tu deseo y que solamente la divinidad te está recordando que ya está en tu mundo.

Cuando te quedas atrapado/a en el deseo, lo que en realidad sucede es que te encuentras vibrando en la necesidad y no en la unidad de lo que deseas y el Universo te seguirá entregando la ausencia de lo que deseas.

Por lo tanto cuando te llegue un deseo a tu corazón recuerda que eso que deseases una notificación divina de eso que ya tienes, de esta manera dejas de vibrar en la necesidad y comienzas a vibrar en el deseo ya cumplido y esa es la semilla que tendrás que depositar en tu subconsciente.

"Cuidado con lo que me pidas." Atte. El Universo
«Cuidado con lo que me pidas.»
Atte. El Universo

¿Ok pero ahora como lo materializo?

La materialización sucede después que imprimes tu deseo generando la sanción de haberlo recibido ya y plasmarlo en tu subconsciente, para eso tendrás que irte a la cama y justo al entrar al sueño profundo, desde ahí sembrar la semilla de la sensación del deseo cumplido hasta que tu subconsciente lo acepte y lo puedas ver manifestado en tu experiencia de vida.

Cada noche tendrás que dormir con la sensación del deseo cumplido hasta que la semilla germine y puedas levantar la cosecha en tu experiencia de vida.

Gracias por pertenecer a mi universo y gracias por permitirme entrar al tuyo.

Arturo Rivera
Escritor BestSeller

Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.