Elige tu Filosofía de Vida

La filosofía de vida puede ir unida a una religión o un modo de pensamiento. También a las capacidades propias de la persona.

La filosofía de vida es aquel conductor que hace que nuestra vida tenga una continuidad. Nos regenere cuando debe hacerlo, nos aporte estabilidad o nos impulse a seguir.

Hoy día, la gente busca, sin saberlo, filosofías de vida en los comportamientos de los demás. Hacer diariamente lo que hace el resto de las personas nos da seguridad, porque es lo que la mayoría hace. Pero este comportamiento nunca nos va a aportar una filosofía de vida propia.

¿Qué es exactamente una filosofía de vida?

La filosofía de vida está basada en la energía propia de cada persona. Si eres una persona muy energética, tu filosofía de vida estará probablemente relacionada con descubrir nuevos horizontes. Probar experiencias nuevas e incluso nuevas religiones o pensamientos diferentes de vida, probar alimentos nuevos y vivir experiencias variadas.

Por el contrario, una persona con una energía más concentrada tiene una filosofía de vida basada en la reflexión, el estudio, la ciencia y la investigación. No quiere decir que este grupo de personas se mantengan quietas en un sitio, pero se centran en un tema y su filosofía de vida se sostiene en él. Bien puede ser la investigación de nuevos medicamentos, nunca dejar de estudiar para seguir aprendiendo o un deporte de elite.

Lo primero que debes saber sobre ti mismo es a qué grupo perteneces. ¿Prefieres concentrar tu energía en un tema o, por el contrario, quieres dedicar tu energía a descubrir nuevas experiencias?

Si ya perteneces a una religión concreta o tienes clara tu filosofía de vida, estás en equilibrio. Si por el contrario quieres descubrir cuál es tu filosofía de vida, sólo debes seguir leyendo.

Eligiendo tu propia filosofía

Enumera tus prioridades en la vida. Qué vida quieres tener, qué personas quieres que estén en ella, cómo quieres relacionarte con ellos, qué estilo de vida quieres alcanzar y qué final quieres tener.

Es muy duro decirlo, pero la religión y la filosofía de vida admiten diferentes finales que nos ayudan en el transcurso de la vida y nos generan tranquilidad para pasar el tránsito de la muerte.

De esta forma, los no creyentes esperan no encontrar nada al fallecer, los que creen en la religión cristiana esperan llegar al reino de Dios y los que creen en religiones como el hinduismo esperan reencarnarse.

De igual forma, la filosofía de vida, teniendo en cuenta tu personalidad, puede hacer que generes tu propia línea de pensamiento.

Muchas veces cuando leemos cosas en internet, extraemos un resumen para sacar lo mejor de cada texto. Con la filosofía de vida pasa algo similar: podemos extraer de las religiones su esencia y crear la mejor versión, o podemos unirnos a la que mejor se ajuste a nosotros.

Elijas lo que elijas, solo tendrás que tener en cuenta que las consecuencias de tus actos serán tuyos e intransferibles, aciertes o no, por tanto si eliges con el corazón nunca te equivocarás.

Autora: Miriam de Juana Ortín
WebSite: https://www.facebook.com/MiriamDeJuanaOrtin

Compártelo!

Sé el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies