Dominando el Universo Físico: Tu Poder Creador

En este artículo te voy a hablar sobre un factor clave para estar más en control en tu vida y tener mayor claridad para lograr tus metas.

El factor clave para despertar tu poder creador es SER CAUSA en tu vida y no un efecto.

Ser causa significa aceptar la responsabilidad de lo que ocurre en tu vida y hacer algo al respecto.

Se responsable de tu vida significa ver qué PUEDES HACER TÚ en cada ámbito de tu vida para mejorar y no quedarse con los brazos cruzados dejando toda la responsabilidad en otra persona o cosa.

Lo que hace la mayoría de la gente es culpar a la política, la economía, la situación social, su cuerpo, el marido, el hermano, el hijo, el perro o cualquier cosa para explicar el no poder lograr sus metas.

Con esto no digo que esas cosas no tengan culpa. Pero quedarse atrapado en ese sentimiento te deja totalmente en EFECTO de esas personas o cosas.

Al culpar a alguien o algo le estas DANDO PODER a ese alguien o algo sobre tu vida.

En el camino hacia el logro de tus metas, en vez de culpar a alguien o algo por los obstáculos que se te presenten, mucho mejor HACER ALGO TÚ para sortear el obstáculo. Aunque sea muy pequeño lo que hagas y no permita solucionar el problema completamente.

Al hacer algo, por muy mínimo que sea, te mueves hacia una posición de responsabilidad con respecto a lo que pasa en tu vida y a ser causa de lo que pasa en tu vida y NO UN EFECTO de las circunstancias.

Entonces esto tienes que hacer para despertar tu PODER CREADOR:

1- Establecer una meta

Definir con claridad algo que quieras lograr o un problema que quieras solucionar.

2. Ver cuál es tu situación actual

Ver en qué punto te encuentras, actualmente. Por ejemplo, si quieres ganar 30.000 dólares a la semana (definido en el punto anterior), ver la situación actual es calcular cuántos estás ganando mensualmente en este momento.

Esto te permitirá ir midiendo tus progresos.

3. Hacer algo en dirección a tu meta

No importa si lo que hagas sea pequeño, lo importante es HACER ALGO.

Por ejemplo, si tu meta es ganar más dinero, podrías hacer algo como establecer un horario de tus actividades, enviar un email a un posible contacto, visualizarte logrando la meta, escribir ideas de manera de lograr el objetivo, etc… CUALQUIER COSA.

Puede ser cualquier cosa, aunque no esté directamente relacionada a tu meta. Por ejemplo, mejorar tu alimentación para así tener más energía para lograr tu meta.

Cuando haces algo estas comenzando en ser CAUSA de lo que ocurre en tu vida y no te quedas en efecto culpando a los demás o esperando que algo ocurra antes de actuar.

4. Celebra y alégrate por tu avance

Con el paso anterior has logrado ponerte en movimiento, ¡ese es un gran avance!

El paso más difícil es salir de la inercia, con el paso anterior ya lo lograste.

Estando en movimiento las cosas son más fáciles, te costará menos trabajo mantenerte trabajando en dirección a tu meta.

Muchas personas nunca hacen algo en dirección a sus metas porque se proponen acciones demasiado difíciles para empezar, y por eso nunca empiezan.

5. Repite paso 3 y 4 hasta lograr tu meta

Mantente haciendo cosas para lograr tu meta y celebrando cada avance, esto hace que NATURALMENTE cada nuevo paso sea más grande y más grande y más grande.

De esta manera vas avanzando pasito a pasito en dirección a tu meta sin estrés, sin frustración y sin incomodidad.

Cada una de las acciones que hagas te hace ser más causa, más causa, más causa y menos efecto y menos efecto y menos efecto.

*****

Si quieres seguir elevando tu poder creador, te recomiendo que entres a mi página web y conozcas los 7 secretos para hacer MAGIA en tu vida:

http://paulocifuentes.com/

Saludos cordiales,

Paulo Cifuentes

Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.