¿Cómo hacer que el Dinero trabaje para mí?

Probablemente al leer el título pensaste “para que el dinero trabaje para mi, primero necesito dinero”. Pero la realidad es que el dinero va y viene. Por eso, necesitas primero aprender a administrarlo bien para que veas cómo tu capacidad de multiplicarlo se incrementa.

Si en la actualidad tienes problemas económicos, tu sueldo no te alcanza o no sabes qué hacer para mejorar en este aspecto, aprende estos métodos para ganar un dinero extra.

Muchas veces, el problema no está en la cantidad de dinero que ganas, sino lo que haces con él. Por eso vemos a muchas personas que, a pesar de ganar muy bien, se mantienen en un ciclo de deudas. Tienen carencias e inseguridades de las que no se consideran capaces de salir. Al no confiar en sí mismos, más profundamente caen en esa espiral.

Por otro lado, hay personas que no cuentan con demasiados recursos económicos. A pesar de eso, hoy en día han sabido administrar lo que tienen para engrandecerlo. Gracias a su disciplina, a los conocimientos adquiridos y al hecho de tener un enfoque por el cual trabajar.

5 cosas que Necesitas Saber para que el Dinero Trabaje para ti

Quizá ya has oído previamente el concepto de que el dinero trabaje para ti. Este aparece en uno de los libros más vendidos acerca de finanzas, Padre Rico, Padre pobre, del autor Robert Kiyosaki.

Su significado es que, al hacernos conscientes de lo valioso que es el tiempo, no lo intercambiemos por dinero. Sino que pongamos en práctica diversas estrategias a fin de que sea el dinero el encargado de producirnos más. Dejar volar la creatividad en vez de que sea nuestro propio tiempo y esfuerzo.

Si en este momento estás pensando que quizá esto no es para ti. Ya sea porque no cuentas con un gran capital o algo por el estilo. Necesitas saber lo siguiente antes de poner cualquier excusa…

¿Cómo hacer que el Dinero trabaje para mí?
“Para ganar más dinero no debes trabajar más, debes tener mejores ideas.”

1.- Haz que el Dinero Trabaje por Ti

Cuando el autor se refiere a “hacer que el dinero trabaje para ti” no habla solamente del dinero en sí. También habla de otros recursos de los que dispongamos.

Quizá en este momento no cuentes con gran liquidez en tus cuentas bancarias. Pero sí tienes creatividad, disposición, inteligencia para los negocios y cuentas con la capacidad de detectar las buenas oportunidades. Todos esos son activos que puedes empezar a utilizar a tu favor, lo mismo ocurre con tus activos tradicionales como tu automóvil o tu casa.

Quizá pienses que es demasiado riesgoso comprometer estos recursos, pero una de las características de los emprendedores exitosos según Gananci es que son capaces de arriesgarse porque saben que su esfuerzo les traerá importantes recompensas.

2.- Tú también Puedes Hacerlo

Para poner el dinero a trabajar para ti es vital que te creas capaz de hacerlo. Esta práctica no es algo exclusivo para un grupo de personas privilegiadas. Es para todo aquel que se atreva. Por eso es importante que tengas confianza en tus capacidades, además de objetivos claros.

Cuando cuentas con estos elementos, dejarás de ser demasiado escéptico o inseguro y empezarás a buscar y probar oportunidades y estrategias con las que puedes lograr tu meta.

Ten en cuenta que no puedes pretender “poner a trabajar el dinero a tu favor” sin cambiar primero tu mentalidad y empezar a hacer cosas que quizá antes nunca habías hecho ya sea por desconocimiento, falta de tiempo, ambición, empuje, etc.

3.- Cuentas con Múltiples formas de Hacerlo

También debes saber que hay muchas maneras de hacerlo. Poner a trabajar a tu dinero para ti no es simplemente invertir grandes cantidades en acciones en la bolsa o en negocios de importante envergadura.

Puedes poner a trabajar tu dinero para ti contratando a alguien más para que haga cosas que te llevan tiempo, pero no te permiten dedicarte a otras más importantes, invirtiendo a través de la web (para lo que no se necesita un capital extraordinario), desarrollando negocios de modelo multinivel comprobados, entre muchos otros.

Como mencionamos anteriormente, lo importante es tener creatividad, la ambición y la disposición para empezar a probar nuevas opciones sin rendirse al notar los primeros obstáculos.

4.- No ocurre de un momento a otro

Quizá las primeras veces que intentes no lo logres, pero esto no quiere decir que debas dejar de insistir. Es preferible que busques otras alternativas, pero no te resignes.

Por otro lado, que a otras personas se les haya hecho cuesta arriba el proceso no quiere decir obligatoriamente que contigo lo será. Si tienes la mente abierta para los cambios y sigues las recomendaciones de expertos a través de la bibliografía y otras formas de mentoreo, lo más probable es que puedas tener éxito que tanto deseas.

5.- Para lograrlo debes Soltar

Es imposible que pongas el dinero a trabajar para ti si estás demasiado apegado a las cosas. Cuando sufres de apego te cuesta desligarte, aunque no sea del todo.

Los empresarios necesitan tomar riesgos, lo que implica dejar de lado el apego por lo material. También, necesitan delegar funciones y tareas, lo que requiere la creación de equipo otorgándole un buen equilibrio entre independencia y la rendición de cuentas.

Si no eres capaz de soltar o crees que para que las cosas estén bien hechas debes estar 100% presente en cada una de tus etapas, será muy difícil que dejes que el dinero haga parte del trabajo por ti.

Autora: Edith Gomez
Website: https://gananci.com

Sigue leyendo…

Compártelo!

Sé el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies