Cuando me amé de verdad, por Charles Chaplin

Cuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto y en el momento preciso. Y, entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene nombre: autoestima.

Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional, no son sino señales de que voy contra mis propias verdades. Hoy sé que eso es autenticidad.

Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama madurez.

Cuando me amé de verdad, comencé a comprender por qué es ofensivo tratar de forzar una situación o a una persona, sólo para alcanzar aquello que deseo, aún sabiendo que no es el momento o que la persona (tal vez yo mismo) no está preparada. Hoy sé que el nombre de eso es respeto.

Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas y situaciones, todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. Al principio, mi razón llamó egoísmo a esa actitud. Hoy sé que se llama amor hacia uno mismo.

Cuando me Amé de Verdad, por Charles Chaplin

Cuando me amé de verdad, dejé de preocuparme por no tener tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo. Hoy sé, que eso es simplicidad.

Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón y, con eso, erré muchas menos veces. Así descubrí la humildad.

Cuando me amé de verdad, desistí de quedar reviviendo el pasado y de preocuparme por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez. Y eso se llama plenitud.

Cuando me amé de verdad, comprendí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme. Pero cuando yo la coloco al servicio de mi corazón, es una valiosa aliada. ¡Y esto es saber vivir!

No debemos tener miedo de cuestionarnos. Hasta los planetas chocan y del caos nacen las estrellas.

Charles Chaplin

¿Cómo han hecho eco estas palabras de Charles Chaplin en tu vida? Por favor, déjanos tu comentario 🙂

26 comentarios en «Cuando me amé de verdad, por Charles Chaplin»

  1. Cuando me amé de verdad, muy hermoso, son reflexiones muy enriquecedoras, gracias, gracias, gracias por tantas maravillas que nos comparten, para nuestro crecimiento personal. Dios los bendiga.

    Responder
  2. Cuando me amé de verdad excelente llegó en un momento en el que estoy tratando de hacer un cambio importante en mi vida gracias!!

    Responder
  3. Amigos… Quiero agradecerles de todo corazón por estas palabras. Son poderosas herramientas de auto conocimiento y valoración.Dios.les.bendiga copiosamente.

    Responder
    • Hola, Cristian! Muchas gracias a ti 🙂
      Y aprovechamos para agradecer a todos quienes nos dejan palabras muy lindas, y a veces por cuestión de tiempo no podemos contestar uno por uno.
      Gracias, gracias, gracias!

  4. Gracias!! esto me ayuda a crecer mas como persona, y a vivir el presente, dejar el pasado y futuro en paz, de hoy en adelante solo el presente Gracias!! y mil bendiciones.

    Responder
  5. *Existe algo mas allá de lo concreto?*
    La respuesta es compleja porque requiere *Sintonia* individual y *Conexión* colectiva.
    Nos hablan de comunicarnos, desde lo simple pero trascendental de la *Palabra*, hasta lo inconmensurable del cosmos o del *Universo*,(Uni-verso- unir todo en la palabra…seria quizás lo máximo-); que curioso a veces en lo simple esta la *Revelación*.
    Si bien dicen los maestros que nada puede detener *»la fuerza del momento que ha llegado»*, es notorio el ajuste necesario para poder *Fluir*. Una página en blanco es fácil por añadidura rebosar de puntos, letras, palabras o párrafos sin coherencia, correspondencia o sentido.
    Cuan importante es el camino, cuan *Trascendente* el sentido, ni hablar de la velocidad y atención. De nada vale estar en el rumbo si la mirada apunta hacia el blanco incorrecto.
    Ahora bien avanzar o detenerse es mas que una elección al azar. A veces *Fluir* es fuerza y otras lograr *Meditar* te traslada a la invaluable *Paz*
    #JaS-Reflexiones

    Responder
  6. Considero que me ha llegado en el momento justo.. Necesito saber amarme a mi mismo.
    Me abandoné por mucho tiempo y me olvidé de lo que en realidad quería ser… Hoy empiezo a quererme mucho más y aprenderé a amarme.
    Muchas gracias Ley de la atracción!!!

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies