¿Cómo Meditar y Serenar la Mente?

La relajación del cuerpo y la mente es de vital importancia, sin embargo solemos relegarla al final de todo, muchas veces excusándonos por una supuesta «falta de tiempo».

La Meditación nos trae beneficios en cuerpo, mente y alma. Ayuda a reducir el estrés; a prevenir y sanar gran parte de las enfermedades; y a establecer nuestra conexión espiritual entre nuestro yo interior y el universo metafísico, sólo por nombrar algunos de sus beneficios.

La presente Guía de Meditación te dará claves para incorporar fácilmente esta práctica a tu rutina. Te acercamos Técnicas de Meditación básicas que te harán obtener grandes resultados en todos los aspectos de tu vida. Comencemos:

Prepara el Tiempo y Lugar

«No tengo tiempo» es sólo una excusa. Con un mínimo de 10 minutos diarios es suficiente para ver resultados. Sin embargo, a cuanto mayor tiempo le brindes a la meditación, mayor rapidez habrá en manifestarse resultados.

Primero elige cuánto tiempo por día le vas a dedicar y en qué momento. Para que tengas una guía, un cronograma óptimo son 15 minutos, 3 veces al día (mañana al despertarse, media tarde y noche antes de dormir).

Luego prepara el espacio. Debe ser una habitación tranquila, libre de ruidos molestos y donde se puedan bloquear las entradas fuertes de luz. Deberás apagar teléfonos, celulares y dejar avisos de no ser molestado durante ese tiempo.

Ponte Cómodo

Puedes meditar en el piso sobre una manta o cojín, o en una silla con respaldo, o bien acostado en la cama.

Existen muchas poses sugeridas, pero lo importante es que sea una cómoda, donde puedas relajar cada músculo de tu cuerpo sin riesgo de caerte.

En caso de estar recostado, ten en cuenta que esta posición te puede predisponer a quedarte dormido, y una meditación óptima consiste en ser consciente de ella durante el tiempo que transcurre.

En cuanto al estar sentado sin respaldo, esto requiere de mucha concentración, y se sugiere realizarlo una vez que tengas práctica con la meditación, que sepas que no te quedas dormido.

Teniendo en cuenta esto, tal vez la mejor opción para empezar a practicar la meditación sea la de estar sentado en un asiento con respaldo.

Puedes apoyar tus manos en tu cuerpo con las palmas hacia arriba, esto te generará una sensación de mayor relajación. O juntar las yemas de tus dedos pulgar, índice y medio para sentir la vibración de tu cuerpo.

Una vez encontrada tu postura ideal, cierra suavemente los ojos.

Concéntrate en la Respiración

Mantén el foco en tu respiración. Respira suave y profundamente. Deja que los pensamientos pasen, no les prestes atención.

Si quieres puedes tener un Mantra tal como sugiere la Meditación Trascendental. El mantra es un sonido que te permite mantener la concentración.

El ya famoso «Om» es un sonido utilizado como mantra y existen muchos otros, pero también puedes utilizar palabras de una o dos sílabas como «paz», «amor» o «gracias». Elige aquella que te haga vibrar en positivo.

Relaja tu Cuerpo

Ahora enfócate en cada parte de tu cuerpo, comenzando por los pies y terminando por el cuero cabelludo. Busca conscientemente relajar cada parte de tu cuerpo.

Te darás cuenta de que una parte de tu cuerpo se encuentra relajada por un ligero cosquilleo, o un calor, o una sensación de ausencia de esa parte, o cualquier sensación diferente a la normal.

Realiza con calma este proceso hasta asegurarte que todo tu cuerpo se encuentra relajado.

Relaja tu Mente

Ahora imagínate estando en un lugar calmo, como puede ser una playa o un bosque, o donde creas que sientes calma.

Crea una experiencia holográfica, con sonidos, temperatura, olores, etc.

Tómate el tiempo que sea necesario y cuando lo consigas, habrás llegado a un estado profundo de meditación.

Visualización Creativa

Aprovecha este profundo estado meditativo para utilizar la Ley de Atracción junto a tu subconsciente.

Visualízate con tus deseos ya cumplidos. Vuelve a crear una experiencia holográfica.

También puedes utilizar decretos y afirmaciones positivas. Hazlo mentalmente.

Vuelve a Tu Vida Exterior

Una vez cumplido el proceso meditativo, puedes salir del mismo moviendo lentamente cada parte de tu cuerpo, respirando un poco menos profundo y abriendo tus ojos a la cuenta de tres.

Es necesario que realices esta transición. Nunca abras tus ojos repentinamente.

¿Sabías que puedes meditar en cualquier momento del día? La clave de la meditación consiste en concentrar la atención en una sola cosa. Es común estar haciendo algo y pensando en ciento de otras cosas a la vez. Cuando te encuentres haciendo tus tareas diarias, intenta enfocar tu atención en sólo lo que estás haciendo y estarás meditando en ese preciso momento.

La meditación nos cambia a nosotros mismos y ayuda a cambiar nuestro entorno. Fue comprobado a través de diferentes experimentos científicos que la meditación altera las moléculas del agua (experimento Masaru Emoto), como también los niveles de seguridad/inseguridad en un país. Pero sin lugar a dudas, hablar de ello requiere de un artículo aparte.

Aquí dos artículos que complementan al actual: «Tips para Mantenerse Concentrado y Motivado» y «Técnicas para Reprogramar Tu Subconsciente«.

Por favor, déjanos tu comentario si el artículo te fue útil. Gracias y Éxitos! 🙂

4 comentarios en «¿Cómo Meditar y Serenar la Mente?»

  1. Gracias, gracias, gracias, gracias por compartir todas sus enseñanzas, y ayudarnos a nuestro crecimiento personal, mil bendiciones.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies