One Comment

  1. Por mi experiencia, totalmente de acuerdo contigo, Nordyl. La culpa y el perdón forman parte del juego del ego. Cuando eres capaz de coger distancia y ser consciente de la esencia que somos y de la personalidad que nos creemos, eres capaz de observar ese dialogo interno que mantiene nuestro mundo, y que sin él, se derrumba. Incluso si cambias el dialogo interno, como bien indicas, ves como todo cambia. ¿Será que realmente lo de fuera es un reflejo de lo de dentro? Yo siempre aconsejo… ¡prueba a ver!. Con tu permiso, voy a compartir tu artículo con la comunidad de diariodeagradecimientos.com, para que nos sirva de inspiración, porque la decisión de ser personas agradecidas, ya está haciendo ese cambio en el programa estándar. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.