¿Por qué es difícil aceptar los errores? (Reflexión)

Cada día te sorprende de una manera diferente respecto al anterior. Es curioso como cualquier ápice puede darte una perspectiva distinta a la que crees que tienes.

Esto dicho así parece algo engorroso de entender, hay días que piensas que todo fluye, que las acciones que van sucediendo te pueden aportar cordura y paz interior, pero cuando menos te los esperas aparece alguien o algo y te saca de tu zona de confort.

Esa de la que tanto se habla, se dice, se comenta… y que todos nos habituamos muy rápido al permanecer en ella y que nos devuelve a la realidad de una manera brusca, por decirlo de alguna forma.

Nos pone en el camino de la consciencia y en el aquí y ahora. Salimos del aletargamiento que nos produce el actuar sin sentir, sólo dar por hecho.

Y como te comento, hoy ha sido uno de esos días en los cuales, si no se tiene un aplome y un crecimiento interior reforzado por el crecimiento personal, te puede desembocar en una terrible crisis.

No quiero ponerme transcendental, pero he recibido hoy de nuevo varios inputs que me han hecho ver cómo está en la sociedad mal visto el error, el equivocarse… en definitiva, el ser humano y no ser perfecto.

Además, como bien hablan los entendidos, la abundancia existe de varias formas, tanto positivas como negativas, claro, siempre hablando desde mi prisma y desde mi foro interno. Y matizo esto ya que, lo que para mí es negativo, para otra persona es positivo.

Pero volviendo a lo que quería tratar, el asunto del error, lo poco o nada preparados que estamos para asumir o aceptar el error de los otros.

Es algo por lo cual nos tenemos que parar a pensar que es lo que nos hace reaccionar así. ¿Qué factores nos impiden ser más humanos?

Y lo más importante, el poder “perdonar” las actuaciones de los demás si no se ajustan a nuestra forma de ver las cosas.

Como decimos los coaches, “Mi mapa no es el territorio”. Sé que es un camino costoso, pero creo que merece la pena el apostar por este aspecto.

HUMANIZARNOS un poco más y empatizar con los demás. Empatía, una palabra que creo que se ha desvirtuado, ya que se usa de forma muy alegre, sin parar a pensar todo el trasfondo que conlleva.

Lo que más me ayuda a sobrellevar días cómo el de hoy, es que siempre hay un ángel de la guarda que viene a tu rescate, esa persona que hace mucho tiempo que no la ves y es una gran persona que, oír sus anécdotas, te ayuda a ver las cosas de otra manera. Te alegra el día y pone un broche de oro a la jornada.

Gracias a todas mis amigos que parece que están conectados con mi ser para aparecer en momentos como hoy.

Así que, recapitulando el día, me despido recordando y quedándome con las buenas sensaciones vividas en el día de hoy.

Acuerdense siempre que el estar en la situación y en el estado emocional lo decides tú. Y el tiempo que quieres aguantar esa manera de vivirla.

Afortunado por poder escribir y sobre todo porque me leas. Gracias por sumar.

¡Feliz vida!

Juan María Caballero
Sígueme Aquí en mi Canal de Youtube

Compártelo!

Sé el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies