¿Por qué debemos tener un Orden?

Existe un refrán que dice “guarda un orden y el orden te guardará”. Esta simple frase encierra un mensaje muy importante que seguramente hayas puesto en práctica alguna vez.

Ordenar tus cosas, ya sean las cosas de tu habitación, de tu baño o de tu casa en general, te servirá para ordenar mejor mentalmente las ideas en tu cabeza. El hecho de llevar a cabo una tarea física de ordenar hace que tu cerebro sepa colocar cosas en su sitio.

Muchas veces cuando estamos pasando una temporada mala, nuestro hogar tiende a sufrir las consecuencias. Se empieza a desordenar, igual que nuestras ideas. Confusión igual a desorden.

Para comenzar a ordenar y que tus ideas también comiencen a colocarse debes empezar tirando todo lo que te sobre, papeles viejos, propaganda, tickets caducados, envases para reciclar con los que pensabas hacer alguna manualidad y se han quedado rondando por la casa, etc.

Luego coloca las cosas en orden, no tiene que ser un orden estricto, ni por colores, ni por formas, simplemente coloca las cosas en el lugar que crees que deben estar. De esta forma te asegurarás que estás generando a tu alrededor tu propio orden.

Tampoco hay que obsesionarse con este orden. Si tenemos niños y nos cambian las cosas de sitio, puede que nos sorprenda con mejor gusto que el nuestro y, sino, siempre hay tiempo de volver a colocar cada cosa en su sitio.

La colocación de las cosas siempre puede cambiar en función de nuestras necesidades. Por ejemplo, una manera que nos puede ayudar para colocar los muebles de nuestra casa es utilizar el Feng Shui, que es un antiguo sistema filosófico chino de origen taoísta basado en la ocupación consciente y armónica del espacio, con el fin de lograr de éste una influencia positiva sobre las personas que lo ocupan.

Como solemos acumular muchos objetos, no debemos obsesionarnos con colocar toda la casa en un día, ni un garaje ni un desván, simplemente hay que ir colocando y ordenando, dejando que la casa recobre un orden y un equilibrio.

Cuando lo hayas logrado sentirás dos fenómenos en tu interior: el primero habrás aprendido a ordenar tus ideas, el cerebro aprende a colocar porque tú le has enseñado como hacerlo. El segundo fenómeno será de satisfacción, ver tu casa ordenada será una gran satisfacción porque verás recompensado tanto esfuerzo, verás los frutos de tu trabajo y podrás decir “esto lo he conseguido yo, con mi trabajo y con mi esfuerzo”.

Te aconsejo que, si estas en tiempos de indecisión o de cambios, mires a tu alrededor y, si tu despacho, habitación, salón o casa en general están desordenados, comienza a recoger, tira lo que no necesites, guarda lo que no uses, limpia si hace falta y, sobre todo, busca un lugar para cada cosa.

En cuanto comiences a verlo todo recogido, comenzarás a ver con claridad no sólo cómo es tu casa sino también cómo son tus ideas y dónde quieres que ellas te lleven.

Autora: Miriam de Juana Ortín
WebSite: https://www.facebook.com/MiriamDeJuanaOrtin

Compártelo!

Sé el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies