Gratitud y Amor

“Amor: Hacia ti mismo es un estado placentero donde te sientes completo y estás listo para dar amor a los demás
Gratitud: Agradecer por cada situación que se presente en nuestra vida, buena o no tan buena por que habremos aprendido y podremos seguir nuestra vida en armonía.
Tú me dirás ¿Cómo agradecer por lo no tan bueno? sí, porque si no te hubiera pasado tal vez seguirías viviendo la misma realidad que no te deja crecer y avanzar.
Tu creas tu realidad y decides cómo reaccionar ante cada situación.”
Psic. Graciela Hernández

La Gratitud podría concebirse de tres maneras, como un rasgo afectivo, como un humor y como una emoción.

Gratitud: “una emoción dirigida hacia la apreciación de la ayuda de otros” McCullough

La gratitud es la vertiente de las emociones positivas; toda emoción no expresada es susceptible de interferir en la libre circulación del amor. Al aprender a callar los sentimientos, estos se estancan y no se les permite que circulen libremente, lo que crea bloqueos y límites en el amor.La gratitud es indispensable para poder saber sobre respetar y apreciar todo lo que somos, tenemos y donde estamos situados. La gratitud es la capacidad de salir de uno mismo y poder pensar en el otro.

Agradecer es amar, es retribuir con reconocimiento sincero, valorar lo que se recibe con alegría y respeto.
El Ser tiene la capacidad de trascender sus limitaciones y el amor es lo que lo hace posible. La vía que conecta con el amor verdadero es el Agradecimiento.

El agradecimiento nos da el  poder de  hacer posible el reconocimiento, el valor de las cosas, de las personas que nos acompañan y principalmente de nosotros mismos.

La gratitud es una faceta inevitable del verdadero amor, del incondicional, el que libera la felicidad. Cuando se es feliz, se siente gratitud, simplemente por el hecho de existir.

Somos responsables de nuestra elección. Podemos sentir gratitud si así lo elegimos.

Las contrariedades y frustraciones que la vida nos depara nos ofrecen la oportunidad de recordar y apreciar todas aquellas ventajas y privilegios a los que estamos acostumbrados. La gratitud nos hace ver la lección detrás de cada obstáculo.

Es el amor, la oportunidad de amar y ser amados el mayor de nuestros privilegios. Y nos alejamos de este sagrado privilegio por tan solo no ser agradecidos.

“La vida es el primer regalo, el amor el segundo y el entendimiento el tercero Marge Piercy.

Basta sentirlo… ¡Para entenderlo!

Lo Gratificante de agradecer

gratitud-y-amorLa gratitud como actitud es estudiada por disciplinas científicas como la psicología positiva; Martin Seligman y Mihal y Csikszentmihalyi y la psicología humanista; Abraham Maslow o Carl Rogers que analizan, potencian y desarrollan aquellos aspectos más positivos del ser humano. La felicidad, el bienestar, la creatividad, la inteligencia emocional, la sabiduría, la resiliencia, el buen humor, la serenidad son conceptos y realidades que les incumben. Para estas visiones la Gratitud es más que un sentimiento. Es una actitud, es consciencia, reconocimiento, aprecio. Una virtud

El Dr. Robert Emmons es uno de los pilares de la llamada Psicología positiva, encargada del estudio de las emociones sanas y saludables explica, tras sus investigaciones que gracia, gratis y gratitud van juntos. La gracia es un término teológico, entregado inmerecidamente (gratis) que se debe agradecer (gratitud).

La gratitud es clave para la felicidad, se correlaciona con mayor productividad, calidad del trabajo, mejores relaciones sociales, más energía, actividad, fluidez, mejor sistema inmunológico, menor stress, etc.

Elección consciente.

Como clave de la felicidad; la influyen tres factores básicos; según Lyubomirsky, Sheldon & Schkade: Las circunstancias (en un 10%), la actividad intencional (40%) y el llamado “punto de set” (50%, nuestra forma de ser: en una mitad, biológica y en la otra, fruto de la fortuna).

La gratitud es el secreto de la vida, porque asociamos agradecido a “con paz”, contento, cálido, amigable, gozoso y Desagradecido ha estresado, quemado o resentido. El impacto de la gratitud en el bienestar físico y psicológico es más que notable. Los depresivos crónicos muestran mucha menos gratitud (casi un 50% menos). Ser agradecidos, cambia nuestra expresión facial y nuestro cuerpo. 75% de nuestra longevidad depende de factores psicológicos y de comportamiento.

“De todas las emociones, hay una, en mayor medida que las demás, apunta la ausencia o presencia de stress en las relaciones humanas: el sentimiento de gratitud”. Hans Seyle; mayor experto mundial en stress.

La gratitud no sólo es imprescindible en los buenos momentos, en los no tan buenos, ya que anima el espíritu.

La Persono logia -estudio de la persona en su contexto biográfico y cultural-. Identifica “secuencias de redención” en la trayectoria vital de cada uno. En ellas hay sentimientos de gratitud y apreciación. Dan McAdams-Universidad Northwestern- Henry Murray, Robert White, Eric Ericsson, David McClelland, Silvan Tomkins .

“Nadie es tan capaz de agradecer como quien ha emergido del reino de la noche”. Y añade: “este simple proceso tiene el poder de transformar tu vida. (…) Tu libertad comienza dando gracias por las pequeñas cosas –ganando coraje y fuerza para alcanzar las grandes”. Elie Wiesel.
La gratitud como cualidad humana es vincula a la madurez y a la salud psicológica de las personas. La gratitud es un valor fundamental indispensable en nuestra vida afectiva e incluso es un valor que nos trasciende y nos conecta con nuestra espiritualidad.
Agradecer es dar las gracias para siempre.

El agradecimiento es el reconocimiento del valor de lo que alguien ha hecho por el mundo, por seres que amamos o por nosotros mismos Cuando reconocemos un favor que nos han hecho y damos las gracias establecemos un vínculo, un lazo que se mantendrá hasta que podamos corresponder o incluso, habiendo correspondido, conservar el sentimiento para siempre.

Este reconocimiento implica adquirir un compromiso, establecer un vínculo profundo.
Vivimos en una sociedad en la que hay el convencimiento, la creencia, de que “somos sujetos de derecho” y por tanto, nos lo merecemos y tenemos derecho a todo

La creencia de que el dinero es muestra de reconocimiento.

La gratitud nos permite establecer vínculos sanos y poderosos entre todos nosotros. Podemos diagnosticar la salud o enfermedad psicológica y emocional de una persona, de una pareja, de una familia, de una empresa o de una sociedad por el caudal  de reconocimiento y gratitud que circula por sus venas.
La felicidad depende del agradecimiento.

La gratitud es lo opuesto al resentimiento.
Agradecer de verdad las cosas, además de ser un acto de justicia o precisamente por eso, aumenta la paz interior, nos aporta dicha y serenidad. Agradecer es recordar.

No todos los agradecimientos tienen el mismo valor, ni colman de la misma manera a quien los da o a quien los recibe.

Hay agradecimientos que surgen de la costumbre y otros que nacen del alma. Unos que son automáticos y otros que son genuinos. Algunos surgen del amor y otros de la alegría.
Un puente de confianza, serenidad y reconocimiento mutuo.

Confianza es Creer… ¡Creer en Ti

Autora: Nordyl Núñez Alvarez
Libros: “Consciente-mente” “El todo es Amor”“Recopilaciones para una Mente Constructiva”; “Programación Consciente para Ser Libre de la Mente”

Compártelo!

Sé el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies