¿Cuándo estamos Preparados para tener una Relación Sana y Amorosa?

Esta es una pregunta  que muchos nos hacemos cuando estamos recuperándonos de la dependencia emocional  y la razón es simple, la mayoría hemos llegado a este camino luego de relaciones que terminaron, malas relaciones, eventos dolorosos, inconformidad y dificultad para llevarnos bien con las personas que nos rodean, ya sea pareja, padres, hijos, amigos, compañeros de trabajo.

Cuándo entendemos que somos dependientes emocionales y comenzamos a trabajar nuestra recuperación aprendemos a aceptarnos a nosotros mismos y a los demás y en algún momento nos aislamos del resto para centrarnos en nuestra mejoría. Pero llega el momento en que nos abrimos a los demás de forma amorosa y sentimos que estamos preparados para llevar por fin una relación sana.

Pero cuándo es ese momento, cómo sabemos realmente que estamos listos; no podemos tener la certeza pero definitivamente una muy buena señal es cuando sentimos calma y tranquilidad en nuestra soledad, cuando estando sólo con nosotros no sentimos angustia sino paz, cuando disfrutamos de nuestra propia compañía, cuándo nos damos a nosotros mismos el amor y cuidado que necesitamos y deseamos, es en ese momento que estamos preparados para relacionarnos con alguien porque lo haremos porque así lo preferimos y no porque lo necesitamos.

cuando-estamos-preparados-para-tener-una-relacion-sana-y-amorosaCuándo sentimos necesidad de estar junto a alguien nos unimos a cualquiera, aún cuando no sea lo que deseamos, nos aferramos, volviéndose enfermizo e insano, porque lo hacemos para llenar un vacío, para calmar la angustia que puede generar la soledad, es como cuando tenemos mucha hambre y buscamos saciarla, comemos lo primero que encontramos, sin importar si nos aportará nutrientes o nos hará daño, sólo lo hacemos para calmar el hambre y muchas veces lo que conseguimos es una indigestión.

Entonces sólo en el momento en que aprendemos a vivir con nosotros mismos, cuando en nuestra soledad sentimos verdadera serenidad es cuando estamos listos para relacionarnos sana y amorosamente porque seremos emocionalmente independientes y sólo nos bastará nuestra compañía y la de nuestro Poder Superior para ser felices.

“Nada te turbe, nada te espante; todo se pasa, Dios no se muda; la paciencia todo lo alcanza. Quien a Dios tiene, nada le falta. Sólo Dios basta. Eleva el pensamiento, al cielo sube, por nada te acongojes. Nada te turbe; a Jesucristo sigue con pecho grande, y venga lo que venga nada te espante. ¿Ves la gloria del mundo…? es gloria vana, nada tiene de estable, todo se pasa. Aspira a lo celeste que siempre dura; fiel y rico en promesas, Dios no se muda. Ámale cual merece bondad inmensa. Pero… no hay amor fino sin la paciencia. Confianza y fe viva mantenga el alma, que quien cree y espera todo lo alcanza.”
Santa Teresa De Jesús

Por Leidis Luis
https://sueltalacodependencia.wordpress.com
https://www.facebook.com/sueltalacodependencia

Compártelo!

Sé el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies